Deportes

La UEFA permitirá el 30% del aforo en la Champions

La UEFA permitirá el 30% del aforo en la Champions

El organismo cambia su idea primitiva de jugar a puerta cerrada, aunque lo supedita a la aprobación de las autoridades locales, lo que podría provocar diferencias. Inglaterra y España no permiten aún aficionados en sus gradas, pero Francia, Alemania e Italia sí.

Aunque la fase previa se ha jugado sin aficionados y la idea inicial de la UEFA era que también se disputara así la fase de grupos, como publicó este periódico la pasada semana, el máximo organismo del fútbol continental ha cambiado de idea y, tras el éxito de la Supercopa de Europa ha anunciado hoy que permitirá hasta el 30% del aforo en los partidos de la Champions y de la Europa League, siempre y cuando lo permitan las autoridades locales.

«Los aficionados visitantes no podrán entrar a los partidos hasta nuevo aviso. Tanto la admisión de los aficionados como el límite de la capacidad están sujetos a la decisión de las autoridades locales. Los partidos UEFA no podrán jugarse con espectadores allá donde las autoridades locales no lo permitan, y el límite del 30% de la capacidad sólo puede alcanzarse cuando el límite establecido por las autoridades locales no sea inferior, en cuyo caso, se aplicaría dicho límite», explica la UEFA en un comunicado.

La idea primitiva era que todos jugaran con las mismas condiciones, y como había países que sí permitían público y otros que no, la UEFA creyó que lo más justo era hacerlo a puerta cerrada, pero no sera así: «La decisión de hoy es un primer paso sensato que pone la salud de los aficionados en primer lugar y respeta las leyes de cada país. Aunque todos nos enfrentamos a un enemigo común como es el COVID, los diferentes países tienen distintos enfoques y desafíos en un momento dado. Esta decisión permite mucha más flexibilidad local que antes para tratar la admisión de los aficionados, respetando siempre la evaluación de las autoridades locales», explicó Aleksander Ceferín.

El presidente de la UEFA cree que permitir público es manda un mensaje de esperanza a la sociedad y al mundo del fútbol y explica que en Europa ya hay 27 países que permiten el acceso de aficionados: «Esta decisión posibilitará un planteamiento coherente país por país y no competición por competición, lo que a veces resultaba difícil de entender para los aficionados».

Ver los comentarios