Deportes

Gasol cuenta cómo se enteró de la muerte de Kobe Bryant: «Iba conduciendo y mi esposa empezó a recibir mensajes...»

Gasol cuenta cómo se enteró de la muerte de Kobe Bryant: «Iba conduciendo y mi esposa empezó a recibir mensajes...»

«No entendía lo que me estaba diciendo», continúa Gasol. «Mi mujer me dijo que mi cara se quedó totalmente blanca»

Pau Gasol sigue intentando asimilar la muerte de Kobe Bryant. El trágico accidente de helicóptero que acabó con la vida de la estrella de los Lakers, de su hija Gianna y de otras siete personas, arrebató al pívot español a uno de sus mejores amigos. A «su hermano mayor», como él mismo reconoce.

Ahora, tres semanas después, Gasol ha concedido una entrevista a Los Angeles Times en la que ha contado cómo fue el momento en el que se enteró de la muerte de Bryant. Un relato estremecedor: «Iba conduciendo camino a casa, en Barcelona. Venía de ver un partido de baloncesto al norte de la ciudad y estaba a tres o cuatro minutos de casa cuando mi esposa empezó a recibir mensajes de un amigo diciendo que Kobe Bryant había muerto en un accidente de helicóptero».

«No entendía lo que me estaba diciendo», continúa Gasol. «Mi mujer me dijo que mi cara se quedó totalmente blanca. Seguí conduciendo en silencio los siguientes minutos, y escuchaba sus palabras mientras las intentaba entender en mi cabeza. Cuando entré en casa, me eché a llorar».

Gasol, convaleciente de una lesión en el pie, reconoce en la entrevista que estuvo varios días prácticamente sin salir de casa, completamente conmocionado y sin querer hablar con nadie: «No podía encontrar las palabras. Sólo con Robert Pelinka (mánager general de los Lakers). Hallé fuerzas para hablar con él y saber qué estaba pasando. Qué tal estaban allí, cómo estaba Vanessa y las niñas...».

A los pocos días, sacó fuerzas y emprendió un viaje desde Barcelona hasta Los Ángeles: «Necesitaba estar aquí cerca de su familia, estar disponible. No puedo llegar a entender lo que están pasando. Su pérdida es brutal. No sabía cómo expresar cómo me sentía. Cuando pude juntar unas palabras, se las envié en un mensaje y me contestó realmente rápido, me sorprendió mucho y me sentí muy agradecido. Le dije que estábamos aquí, para que supiera que si necesitaba algo, aquí estaríamos. No sólo ahora: estaremos para ellos para siempre».