Deportes

Marc Márquez: «Si Álex no hace méritos, el año que viene tendré otro compañero»

Marc Márquez: «Si Álex no hace méritos, el año que viene tendré otro compañero»

Los hermanos Márquez admiten las dudas de la Honda en pretemporada, pero aseguran haber encontrado la solución

Son los primeros hermanos que comparten un mismo equipo de MotoGP. Por eso, la frase de que el primer rival es el compañero de box se diluye en el apellido Márquez. Pero ambos conceden que encima de la moto son dos caminos muy diferentes. Para Marc el objetivo será revalidar la corona de MotoGP; para Álex, ser el mejor novato de la temporada.

No obstante ninguno de los dos descarta que podrán ser rivales en carrera algún día. «Tener a Marc de compañero es para aprender todo lo que pueda. Ojalá un día pueda decir que es un rival mío porque significará que habré llegado a un nivel alto», comentó el hermano pequeño, al que todavía le falta probar más para entender la Honda.

Álex Márquez: «Tener a Marc de compañero es para aprender todo lo que pueda. Ojalá un día pueda decir que es un rival mío»

Aunque es el mayor quien guía el proyecto de Honda Repsol, por eso renovó cuatro años de golpe. «La motivación era buscar un proyecto ganador. Por ambas partes buscamos un proyecto largo. La opción vino por parte de Honda. Lo valoré todo y a nivel de sentimiento es donde me gusta estar porque me siento en casa. Tengo que buscar ser feliz sin olvidarnos de nuestros objetivos. Y no había mejor proyecto y seguridad de tener esa mejora técnica ni tener distracciones».

Marc subrayó que su hermano Álex ha llegado al equipo «por méritos propios» y que, si no logra cumplir sus objetivos como 'rookie', tendrá «otro compañero»la próxima temporada, al tiempo que ha reconocido que les «costará un poquito» rendir en el Gran Premio de Catar, pero que están «preparados» para el resto del Mundial.

«Nunca he vetado a nadie. Cuando vino Lorenzo yo encantado, al final si eres el más rápido tienes que serlo aunque tengas a un campeón de compañero. Si Álex quiere seguir allí se lo tendrá que ganar por méritos propios, como ha hecho hasta ahora, pero si no lo consigue habrá otro compañero de equipo, así es el motociclismo. Es mayor, tiene experiencia y velocidad suficiente para hacer su carrera deportiva. Yo me centro en lo mío».

Las distracciones ya tienen bastantes en la pista, pues la Honda dio un paso atrás con respecto a las primeras vueltas en Valencia y han tenido que trabajar mucho en Sepang y en Qatar. «En Malasia no íbamos mal, pero había unos puntos que se nos escapaban. En Qatar sufrimos todas las Hondas en cada curva. Pero para esto sirven las pretemporadas. Salimos el último día de Qatar a la una de la madrugada porque encontramos el problema y mi cara cambió. Es nuestra labor: ir rápido pero saber analizar los problemas. Nos alivió mucho porque estábamos lejos».

Desarrolló un poco más la pregunta porque reconoció las dudas y las malas sensaciones en el box: «Nos confundimos. Todo lo que habíamos hecho en Valencia no lo habíamos seguido seguir. Reseteamos todo y empezamos de nuevo hasta encontrar el error. La base será 2020, porque ganamos en algunos puntos, y seguiremos la evolución. Con varios cambios. Pero salvamos el último día y no es como 2015 que empezamos todos confundidos durante buena parte del principio de temporada. No estamos tan mal como pintaba el segundo día en Qatar. Disfruté la moto y la entendí. La primera carrera nos costará pero para el año estamos preparados».

Asumió que la Yamaha había dado un paso adelante en cuanto a velocidad punta, aunque espera ver cómo reaccionan en carrera. También la Ducati y la Suzuki han avanzado.

Y por si eso fuera poco, aseguró haber pasado un invierno peor que el pasado debido a la lesión en el hombro: «Empecé la rehabilitación y fui hacia atrás. Movía menos el brazo a las tres semanas que nada más operarlo. Hasta que nos dimos cuenta de que se había dañado el nervio y ese no lo puedes rehabilitar. Los plazos de recuperación se alargaron».