Deportes

La pena de Frenkie de Jong en el Barcelona

La pena de Frenkie de Jong en el Barcelona

Josep Maria Bartomeu estaba exultante. También Òscar Grau, CEO del club, y Pep Segura, por entonces el manager deportivo. Los móviles de los tres emisarios que habían acudido a Amsterdam a cerrar el fichaje de Frenkie de Jong amontonaron mensajes de felicitación. «Acabamos de asegurar el futuro del Barça», escribió uno de ellos refiriéndose a la contratación del imberbe neerlandés tras una dura pugna con el PSG.

No era momento de reparar en el precio pagado por un futbolista que entonces tenía 21 años (75 millones de euros más 11 en variables). Tal había sido su irrupción en aquel Ajax de ensueño de Ten Hag -semifinalista de la Champions 2018-19 al compás de De Ligt o Van de Beeck - que aquella operación sólo podía ser vista con buenos ojos. Cuentan que Segura se echó a llorar.

El Barcelona, sin embargo, continúa buscando un líder para su centro del campo. Ese futbolista que sea capaz de ayudar a los centrales en la salida del balón. Que marque el ritmo y alterne entre el vértigo y la pausa. Que avance en la presión. Y, sobre todo, que sea capaz de romper líneas, ya sea en conducción, ya sea con el pase. Todas esas virtudes eran las que el fútbol, traicionero, intuía en De Jong. Porque venía de hacerlo en el Ajax. Sin que nadie tuviera en cuenta que quizá aquella propuesta jovial, hermosa y caótica, pero también breve, quizá no tuviera continuación en el contexto de un club crepuscular como el Barcelona.

Tres entrenadores diferentes

El primer problema se lo encontró Ernesto Valverde. La confianza del ex técnico azulgrana en De Jong era plena. Pero siempre dio la sensación de que no podía colocarlo donde él quería: como mediocentro defensivo. Esa posición la defendía Sergio Busquets, por lo que a De Jong no le quedaba otra que intentar mezclar desde el interior con futbolistas tan diferentes como Arturo Vidal, Rakitic o incluso Arthur. No funcionó.

Quique Setién trató de sacar provecho de su despliegue. Pero el holandés se lesionó al regreso del confinamiento y su equipo perdió la Liga con los empates ante el Sevilla, el Celta y el Atlético.

Ronald Koeman supo exprimir las cualidades de De Jong en la selección holandesa, aunque siempre con un futbolista de contención a su vera que le permitiera liberarse. En el Barcelona, a la espera de que Pjanic asome, quien le acompañe en el doble pivote es Busquets. Tras el empate del Sevilla, Koeman señaló a su alumno: «Ha perdido demasiados balones». En Getafe, cometió un penalti inocente. Y en su país, y pese a su notable partido frente a Italia, ya se le trata como a un sospechoso.

«Será pronto nuestro líder en el campo», insisten en los despachos del Barça. Este martes, en el regreso a la Champions frente al Ferencvaros, De Jong volverá a su pena. A su condena: cumplir con las expectativas.


  • Ultima hora
  • Traductor español
  • Programación
  • Calendario 2020
  • Peliculas hoy
  • Temas
  • West Bromwich Albion - Burnley
  • Verona - Genoa
  • Leeds United - Wolverhampton Wanderers