Deportes

La hegemonía del «soccer»

La hegemonía del «soccer»

A diferencia de la masculina, la selección femenina de EE.UU sí brilla y el fútbol es el deporte rey para ellas

En la tierra de las oportunidades, de la NBA, la Super Bowl y las Grandes Ligas, la pelota de fútbol tiene nombre de mujer. No hay dudas. La selección femenina de Estados Unidos ocupa el trono del deporte rey. Es la vigente campeona del mundo y la única que ha logrado tres campeonatos de este tipo. No sabe lo que es no estar en el podio en las siete ediciones disputadas y hoy tratarán de imponerse a España para prolongar esta hegemonía. Las ilusiones de las chicas de Jorge Vilda pasan por superar a la máxima favorita. Un reto que serviría para que la selección terminara de creerse el paso adelante de los últimos años.

Laura del Río es una de las muchas que ha conocido cómo es trabajar como futbolista al otro lado del Atlántico. Allí se fue en 2008 y ha competido en la liga estadounidense hasta en tres etapas distintas. Tal y como cuenta a ABC, el fútbol, o como se llama allí, el «soccer», está mucho más arraigado como deporte para las mujeres desde el inicio de los estudios: «Es el deporte femenino por excelencia. El fútbol americano y el béisbol se consideran más masculinos y allí todas las niñas practican fútbol». Además, aunque la mentalidad ha cambiado, cuando ella se fue por primera vez, al contrario que en España, «sí se veía normal que una chica jugara».

Crece España

Esta es una de las razones del éxito. Para entenderlo mejor también hay que conocer la realidad de un país que premia con becas muy importantes a aquellos que tengan algún tipo de talento, como en el caso del deporte. « Es normal alternar practicar un deporte y los estudios», cuenta Del Río. El resultado, en el caso del fútbol, se resume en que, según la FIFA, en 2014 casi 16 de las 30 millones de futbolistas censadas en todo el mundo eran de Estados Unidos. «Allí el fútbol es el deporte rey femenino. Hasta que no lo vives no eres consciente. Es impresionante; los estadios, los entrenamientos, el nivel de las jugadoras... Ellas son atletas y luego futbolistas».

La distancia con el resto del mundo y con España en concreto se ha ido reduciendo en los últimos años, aunque el país americano sigue a la cabeza. Sobre el campo, once contra once, las cosas pueden ser más parejas, pero Del Río advierte: «Físicamente es muy difícil ponerse a su nivel. Llevan años de entrenamientos».

El partido de hoy será una prueba de fuego para la selección española. Estados Unidos ocupa ahora mismo el podio del ranking FIFA y, desde que se creó esta clasificación en 2003, no saben lo que es estar más abajo del segundo puesto. España es la decimotercera. Además, su liga es la más potente del mundo -es la que más jugadoras aporta a la cita (73)-.

Sin embargo, las distancias se van reduciendo. La Liga Iberdrola es la segunda competición que más jugadoras tiene disputando el Mundial (52) y hace apenas seis meses España perdió por la mínima contra Estados Unidos en un amistoso. Solo un autogol pudo decantar la balanza. Del Río sabe del favoritismo de las americanas, pero confía en las opciones de pasar a cuartos: «Hay que intentar hacer jugar el balón, que corran detrás de él y se cansen. Parar su contragolpes y utilizar nuestras armas. Ellas tienen tres Mundiales, han ganado el último. Va a ser muy difícil, pero no hay que darlo por perdido. Si se llega a la prórroga o a penaltis, puede pasar de todo».

Por si hiciera falta algún consejo, que seguro que sí, Del Río elogia a Alex Morgan al mismo tiempo que pone el foco en otra rival: «Ahora mismo la jugadora clave es Lavelle. Se apodera del medio campo y da salida al balón. Ante Chile no jugó y Estados Unidos se atascó». Esta tarde la oportunidad de derrocar al rey, o mejor dicho a las reinas, está en el tejado de España.