Deportes

La guerra del futsal se recrudece

La guerra del futsal se recrudece

El viernes la RFEF anunció la firma de un contrato con RTVE para emitir los partidos por televisión

La LNFS recuerda que ya hay un contrato en vigor y amenaza con acciones judiciales

La guerra abierta hace aproximadamente un año entre la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), cuando la primera se hizo cargo del futsal de élite después de 30 años, ha visto abierto este fin de semana un nuevo frente. El motivo de la última disputa está en los derechos televisivos y su explotación, que en realidad han estado en el centro de la lucha desde el primer momento.

Este viernes la RFEF anunció la firma de un acuerdo con RTVE para emitir los partidos de las competiciones de fútbol sala. «Además de Primera RFEF Futsal, se televisará la Copa del Rey, Copa de la Reina, la Copa de España, ambas Supercopas y ambas Selecciones», explicaba el comunicado federativo.

«A partir de ahora, los aficionados y amantes del fútbol sala ya saben dónde podrán disfrutar de los enfrentamientos más destacados y relevantes del panorama futsal. La parrilla del canal deportivo incluirá, desde este momento, el mejor fútbol sala del mundo», añadía. De hecho, anunciaba que «las cámaras de Teledeporte ya estarán este sábado, 21 de noviembre, en el Pabellón Ciudad de Tudela para retransmitir en directo el choque entre Aspil-Jumpers Ribera Navarra y Real Betis Futsal».

Sin embargo, la LNFS no ha tardado en reaccionar y este sábado ha anunciado en un comunicado oficial que no autoriza la retransmisión de este encuentro, al encontrarse los derechos televisivos de los clubes apalabrados con otro operador.

«LaLiga y la LNFS suscribieron en fecha de 5 de septiembre de 2018 un contrato de cesión de derechos audiovisuales, en virtud del cual, la LNFS, con el visto bueno y consentimiento de todos los clubes que a dicha fecha la conformaban, cedió a LaLiga la titularidad de todos los derechos de explotación audiovisual de la totalidad de los partidos de los clubes de Primera División, la Copa de España y la Supercopa desde la temporada 18/19 a la 22/23, ambas incluidas; contrato que se encuentra actualmente en vigor y que en las últimas temporadas deportivas ha sido objeto de legítima explotación por parte de LaLiga sin ningún tipo de objeción e impedimento».

«Los clubes de la LNFS mantuvieron una reunión en la tarde del viernes para analizar esta situación, dejando claro que no aceptan la vulneración flagrante de sus derechos y contratos por parte de la RFEF, quien los conoce de manera fehaciente, y acordaron que en caso de que se produzca en Televisión Española la emisión no permitida de cualquier contenido audiovisual de la Primera División, la Supercopa o la Copa de España, la Liga Nacional de Fútbol Sala procederá a interponer las correspondientes acciones judiciales en defensa de sus legítimos derechos y los de sus clubes, incluidas las propias de la jurisdicción penal reclamando, además, la oportuna indemnización por los daños y perjuicios ocasionados», añade la nota.

«Ante el anuncio por parte de Televisión Española de la emisión del encuentro correspondiente a la Jornada 11ª de Primera División entre Ribera Navarra y Real Betis Futsal, el club Real Betis Futsal ha notificado a la RFEF y a Televisión Española la no autorización de la retransmisión de dicho partido sin contar con el acuerdo del operador titular de sus derechos, en este caso LaLiga», concluye.

Explotación individual frente a la común

Son varios los clubes que, a raiz de la toma de control de la competición de élite por parte de la RFEF, abandonaron la LNFS. Estos abogan por una explotación individual de los derechos televisivos, mientras que el resto se mantiene fiel a la patronal de los clubes, que en su momento y como recuerda esta nota, decidieron explotarlos de forma conjunta.

Ver los comentarios