Deportes

La Federación Española pide una solución para los tenistas confinados en sus hoteles en Melbourne

La Federación Española pide una solución para los tenistas confinados en sus hoteles en Melbourne

La Federación Española de Tenis (RFET) pidió este jueves a su homóloga australiana solucionar la situación de dos de sus tenistas confinados en sus hoteles en Melbourne tras viajar en avión, en el que se detectaron casos de covid-19. "Mario Vilella y Carlos Alcaraz (menor de edad) están confinados en una habitación sin poder salir durante 14 días cuando los dos se han realizado múltiples PCR que han resultado negativos", afirmó la RFET en un comunicado.

La Federación recuerda que los tenistas fueron avisados de su posible exclusión del Abierto de Australia en caso de dar positivo por coronavirus. Pero, "no fueron informados sobre la posibilidad de que resultarían severamente confinados en caso de viajar en el mismo avión con algún pasajero que diera positivo, sin tener en cuenta la proximidad física de los jugadores afectados con ese positivo", afirma la nota de la RFET.

Temporada en peligro

La Federación cree que ambos "no podrán competir en igualdad de condiciones con el resto de jugadores" en el Abierto de Australia, si siguen con un encierro estricto. "Y ya no solo se trata de un problema estrictamente competitivo de este primer Grand Slam. La cuestión es que su temporada podría quedar seriamente perjudicada por un confinamiento de 14 días", añadió la RFET.

Por ello, la RFET pidió a "Tennis Australia que trate de solucionar el problema de los tenistas más afectados; Mario Vilella y Carlos Alcaraz, jugadores españoles que son los que directamente se encuentran bajo nuestro ámbito de actuación".

Para organizar el primer Grand Slam pese a la pandemia (7-21 de febrero), Tennis Australia y las autoridades sanitarias del estado de Victoria han aplicado un protocolo sanitario muy estricto con una cuarentena de 14 días para todos los participantes.

Los jugadores están autorizados a salir cinco horas al día para entrenarse siempre que no hayan dado positivo por covid ni hayan estado en contacto con uno. Sin embargo, entre el millar de personas llegadas en charters el pasado fin de semana, se detectaron una decena de casos positivos, lo que ha llevado a poner en cuarentena estricta 72 tenistas, sin autorización de salida.