Deportes

La cuesta arriba de Dovizioso

La cuesta arriba de Dovizioso

Igual que en Montmeló, Dovizioso se vio en el suelo y con un cero en el Gran Premio de Silverstone por un error ajeno

Quedan siete carreras, pero los números le dan un colchón que amplían las sensaciones. Marc Márquez es líder del Mundial de MotoGP con 78 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso y cada vez puede sacar antes la calculadora para planear qué posiciones debe atrapar de aquí a final de curso para sumar su sexto título en la máxima categoría.

Solo él y el italiano han sido líderes este año. En Qatar y Texas el italiano, en todas las demás el español, que remontó nueve puntos después de aquel cero por exceso de confianza en el Gran Premio de Las Américas y ya no dejó de poner terreno de por medio con el de Ducati.

Se entiende por la confianza del piloto de Honda, cuyo peor resultado además del cero en Texas son los segundos puestos de Qatar, Italia, Países Bajos, Austria y Silverstone. Ha ganado todo lo demás, con una mayor superioridad que otros años porque ha entendido que una carrera aburrida, líder de principio a fin, es menos desgaste para él. Y evita esos duelos a última vuelta que se le resisten.

Así, a falta de siete pruebas puede ir descontando los días para cantar el alirón. Llega en dos semanas el Gran Premio de San Marino, donde ganó Dovizioso el año pasado y donde el español admitía que le tocará sufrir. Pero para el Márquez de 2019, el sufrimiento acaba con la plata.

Es una cuesta muy alta para el italiano, que lleva de compañero de viaje cierta carga de mala suerte. Es el único piloto que no se ha saltado un domingo de carreras desde que debutó en el Mundial, pero en los últimos tiempos, cuando más ha brillado, también ha sufrido los peores contratiempos.

En el Gran Premio de Argentina de 2016, su compañero de equipo, Andrea Iannone, se lo llevó por delante en los últimos metros y puso en bandeja el triunfo de Valentino Rossi. En 2017, fue Aleix Espargaró quien, en el mismo circuito, impactó con él. En 2018 fue Jorge Lorenzo quien lo atropelló en el Gran Premio de España, cuando también se llevó por delante a Dani Pedrosa. El piloto balear, esta vez en Honda también lo arrolló hace unas semanas en Montmeló. Y en el Gran Premio de Silverstone, Fabio Quartararo le dio la puntilla para hacer de su gesta por pelear el título una cuesta muy hacia arriba.