Deportes

La cruel celebración de los aficionados azulgranas

La cruel celebración de los aficionados azulgranas

Con el tanto de Luis Suárez, que al final supuso la derrota y el descenso del Espanyol, se pudieron escuchar petardos y ver fuegos artificiales en las inmediaciones del Camp Nou

Fútbol Club Barcelona y RCD Espanyol se jugaban mucho ayer en el Camp Nou. Mientras unos necesitaban los tres puntos para no dejar que el Real Madrid se escape más en la pelea por el título liguero, los otros los necesitaban para sobrevivir en la máxima categoría del fútbol español. Y si a eso le unimos el hecho de que el choque era un derbi, la tensión se disparó. En el césped, donde hubo un expulsado por cada bando, como fuera del estadio.

Y es que en las inmediaciones del coliseo culé se celebró con ganas el gol del uruguayo Luis Suárez y la derrota de sus vecinos, que les condenó, 27 años después, a la Segunda División.

Tras el 1-0 de Suárez aficionados azulgranas lo celebraron tirando petardos y lanzando fuegos artificiales, que pudieron verse perfectamente durante la retransmisión del partido por televisión.