Deportes

La clave de Zidane es el cambio de táctica constante

La clave de Zidane es el cambio de táctica constante

En Granada comenzó con cinco mediocampistas y acabó con tres puntas. También utiliza el 4-4-2. Le gusta tener el balón y abrir luego las bandas. El técnico dio una demostración de capacidad de cambio, apoyado en el mejor fondo de armario de la Liga

Abrazos, puños en alto, el grito de Zidane, que explotaba por la tensión de un título que vislumbra cercano. La Alhambra presenció en la noche granadina el triunfo de la legión francesa, un ejército encabezado por Zidane, defendido por Varane, rematado por Benzema y enmarcado con el último fichaje, Mendy, que ha pasado de centrar ladrillos a marcar golazos al estilo Puskas. Los dos tantos los anotaron el ariete y el lateral izquierdo. «Los dos goles son magníficos, muy bonitos», destacaba su jefe, que presentó una estrategia marcada por cinco centrocampistas, última demostración de una variedad de sistemas que define su trabajo, apoyado en la calidad del mejor fondo de armario de la Liga.

«Para ganar la Liga hay que sufrir; si ganamos el título será mérito del trabajo de mucha gente desde que comenzó el confinamiento», indica Zidane

Ningún otro equipo posee esta capacidad de cambio. Durante una hora utilizó ese esquema poblado de mediocampistas para pasar a los tres puntas en la media hora final. En Los Cármenes vimos el mejor fútbol del Real Madrid, en el primer tiempo, y la segunda parte más dura para el líder: «Jugamos muy bien la primera parte, pero para conseguir la Liga hay que sufrir y me quedo con la lucha en esa segunda parte», advertía el responsable del Real Madrid . El único dato negativo es que Courtois no pudo lograr un nuevo récord de imbatibilidad.

A dos puntos del título

Zinedine demuestra un conocimiento de sus futbolistas que potencia la idea de mantener un preparador durante muchos años, al estilo inglés. Lleva cuatro temporadas y media al mando del Real Madrid, con una interrupción de nueve meses, y su sabiduría se plasma en el césped. El técnico alabó el trabajo realizado por todos los profesionales del club desde que la pandemia les confinó el 12 de marzo: «Estas nueve victorias consecutivas son mérito de muchas personas, las cosas se hicieron bien». Nueve triunfos fundamentados en los tres únicos goles en contra recibidos en esos 810 minutos. «El confinamiento nos vino muy bien para reflexionar», analizaba anoche Ramos con sinceridad.

«El confinamiento nos vino muy bien para reflexionar», subraya Ramos

Benzema sumó su decimonovena diana en la Liga, la vigésimo cuarta del curso. Mendy abrió su casillero en el campeonato español. Los dos firmaron tres puntos determinantes para conquistar el título en un partido muy difícil, pues el Granada apretó mucho. Courtois y Ramos evitaron la igualada en los momentos más crudos para los visitantes. Ahora, tras el sufrimiento extremo, el líder solo necesita dos puntos para ser «el campeón de la Liga del coronavirus», como la denomina Ramos. Deben conseguir esos puntos en los encuentros frente al Villarreal y el Leganés. La piña que formó el grupo en el césped lo decía todo.