Deportes

Honda admite sus serios problemas: "No sabemos la solución. Estamos probando cosas de 2019"

Honda admite sus serios problemas:

El veredicto de Albert Puig resultó tan concluyente como inquietante en Losail. "No conocemos la solución a nuestros problemas. Si la supiéramos ya la habríamos ejecutado", reveló el director de Repsol Honda tras la última jornada de entrenamientos oficiales de MotoGP, donde su equipo, liderado por Marc Márquez, volvió a acusar los problemas evidenciados durante las dos jornadas previas.

"No estamos bien, eso está claro. Venimos probando cosas del año pasado, pero también cosas de hace dos o tres años", reveló Puig tras la tercera sesión en el trazado qatarí, donde Márquez sólo pudo ocupar la séptima plaza, 29 centésimas más lento que el mejor tiempo de la Yamaha de Maverick Viñales (1:53.858).

Desde luego, esta crisis guarda numerosas similitudes con la sufrida en 2016, cuando Márquez debió superar los numerosos problemas de la pretemporada y terminó conquistando el título en el GP de Japón, tres carreras antes del fin del campeonato.

Quizá recordando aquello, Puig prefiere mantener la compostura y lanzar un mensaje lo suficientemente confuso a sus adversarios. "No sé si correremos con la moto de 2019. Quizá usemos la que teníamos pensada para 2021", deslizó el mánager de la marca japonesa, que este año también contará en su garaje con Álex Márquez y Cal Crutchlow.

Tren delantero

Durante la tercera jornada, Marc Márquez probó la montura con la que Takaaki Nakagami disputó el Mundial 2019. A falta de perfilar todos los detalles de la RC213V, el prototipo previsto para 2020, Honda necesita reconducir el rumbo a falta de sólo dos semanas para el inicio del campeonato, el 8 de marzo en Losail.

La principal queja de los pilotos durante los test en Losail fue la inestabilidad de la rueda delantera en la entrada a las curvas. Tampoco parecieron sentirse cómodos con el nuevo neumático trasero, aunque Puig restó importancia a este factor. "Michelin ha hecho un buen trabajo porque esta goma tiene más agarre. Ahora nos toca adaptarnos a nosotros", completó Puig.