Deportes

Hacienda también caza a Sergio Ramos: un millón de multa

Hacienda también caza a Sergio Ramos: un millón de multa

La Agencia Tributaria actúa de nuevo contra una jugador de primer nivel en el marco de la macro redada fiscal que ha desplegado durante los últimos años en el fútbol español. La nueva víctima de Hacienda por la tributación de sus derechos de imagen es el capitán del Real Madrid Sergio Ramos, al que acaba de imponer una sanción de un millón de euros.

El Fisco ha levantado un acta al futbolista correspondiente a los ejercicios 2012, 2013 y 2014 en la que concluye que utilizó una sociedad de su propiedad, Sermos 32, S.L., radicada en España, para ceder a la misma sus ingresos publicitarios y pagar menos impuestos de manera irregular.

Según han podido confirmar a EL MUNDO fuentes próximas a la Agencia Tributaria, el defensa sevillano ha abonado en plazo la cantidad -que comprende la cuota defraudada, la sanción y los intereses, por la vía administrativa- y se encuentra en estos momentos al corriente de pago con Hacienda.

No obstante, el jugador madridista ha interpuesto un recurso en el que cuestiona de forma contundente la decisión. Argumenta que en todo momento ha seguido a rajatabla los criterios de tributación que fijó la Agencia Tributaria en una inspección anterior a la que fue sometido y confía en que la multa sea anulada y devuelta.

Ramos fue requerido recientemente por la Inspección, al igual que está haciendo con la práctica totalidad de jugadores que generan importantes ingresos publicitarios, para examinar por segunda vez el funcionamiento de la sociedad que explota sus derechos de imagen.

Hacienda ya le había reclamado todos los datos de su empresa hace años, concretamente en relación con los ejercicios 2006, 2007 y 2008. Aquel primer requerimiento se saldó con una sanción menor, vinculada no con la cesión de los derechos de imagen del jugador sino con la remuneración que debía cobrar Sergio Ramos de Sermos 32, S.L. al acudir a eventos o grabar anuncios publicitarios.

Ahí terminaron los primeros problemas de Ramos con Hacienda. Sin embargo, a partir de ese momento, y a pesar de que el jugador respetó el criterio de tributación establecido por Hacienda durante la primera revisión, la Agencia Tributaria ha realizado una interpretación más restrictiva y le ha remitido una nueva acta sancionadora.

En ella considera que, a pesar de que el contrato de cesión de derechos de imagen continúa siendo el mismo que ya fue examinado durante la inspección inicial, Ramos se ha beneficiado irregularmente de la utilización de la sociedad española para ahorrarse la referida cifra del millón de euros.

En síntesis, Hacienda reclama al internacional español los 20 puntos de tributación de los que se ha beneficiado por cobrar sus ingresos publicitarios a través de una sociedad en lugar de haberlos declarado íntegramente como persona física. Es decir, la diferencia entre el 25% que tributó a través de su sociedad frente al 45% que le corresponde en su IRPF.

Otros jugadores

Ramos se incorpora de esta forma a la abultada lista de futbolistas que han tenido que llevar a cabo regularizaciones millonarias con Hacienda en los últimos años y que encabezan, con condenas por delito fiscal, estrellas que juegan o han jugado en la Liga española como Cristiano Ronaldo o Lionel Messi.

El caso del jugador andaluz difiere, sin embargo, de los otros grandes expedientes sancionadores contra futbolistas de primer nivel. Ramos en ningún momento ha utilizado sociedades radicadas en paraísos fiscales ni testaferros para cobrar sus derechos de imagen. Desde el primer momento el defensa dispuso de una sociedad establecida en España, declarada a Hacienda, sin gestores interpuestos, y en la que figuraba con su nombre y apellidos.

La configuración de una sociedad en territorio español, siguiendo el criterio de su equipo de asesores, le ha librado de que Hacienda considere que sus problemas tributarios deben ser resueltos por la vía penal. Por lo que se enfrenta sólo a una reclamación administrativa.

Todo lo contrario de lo que sí ha estimado automáticamente el Fisco con quienes, como Cristiano Ronaldo o Messi, emplearon sociedades off shore y fiduciarios para ocultar su identidad ante las autoridades fiscales españolas.

El penúltimo jugador que se había visto involucrado en problemas con Hacienda es el atlético Diego Costa, que ha admitido hace unos días la comisión de un delito fiscal y debe desembolsar casi dos millones. Ahora, Ramos coge el turno.