Deportes

Francia arrolla a España y la elimina del Mundial sub'17

Francia arrolla a España y la elimina del Mundial sub'17

Francia quebró este lunes el sueño de España de lograr su primer Mundial sub'17 de una manera tan contundente como cruel (1-6). El combinado galo, con un poderío físico inabarcable para la selección, no tuvo piedad de los chicos de David Gordo, que fueron de más a menos en un encuentro que quedó sentenciado a los 40 segundo de la segunda mitad, cuando Francia marcó un 1-3 que hundió completamente a los jugadores españoles. El duelo acabó en una inapelable goleada que dio el pase a semifinales a la selección francesa y puso un duro punto final a la trayectoria de España en el Mundial de Brasil.

Los primeros minutos dibujaron un escenario de partido favorable para España que resultó un mero espejismo. Inició dominando el conjunto de David Gordo e inaugurando el marcador a los nueve minutos. Kouassi perdió el balón en su propio campo, Ilaix lo recuperó y el balón lo acabó pateando el capitán Valera desde fuera del área, un zurdazo para el que Zinga no encontró respuesta alguna.

España habría logrado lo más difícil, marcar un gol a un oponente que sólo había recibido uno en sus cuatro choques precedentes en este campeonato. Sin embargo, no logró dar continuidad a su buen inicio y poco a poco fue quedando a merced de una Francia más sólida. Kouassi se cobró la revancha de su error anterior empatando el choque, con un poderoso remate de cabeza en un córner, ganando el segundo palo a Ilaix.

Al contragolpe

A partir de entonces, Francia dominó a su antojo, limitando a España a buscar contragolpes, cuyo único bagaje fue un disparo lejano de Ilaix bien repelido por el guardameta galo. Para entonces, el combinado de Guintini ya se había puesto por delante en el marcador. Lihadji alcanzó la línea de fondo con un poderío tremendo y le sirvió un pase de la muerte a Mbuku, regalo que el pichichi francés, autor de un hat-trick en octavos, no iba a desperdiciar.

España se fue al descanso sabiendo que debía ajustar su plan de juego para hacer frente a una Francia cada vez más cómodo sobre el césped del Olímpico de Goiainia. Pero antes siquiera de que pudiera poner en práctica algún pequeño cambio, su Lihadji marcó el tercero. Fue a los 40 segundos de que comenzara en el segundo tiempo, tras un centro de Mbuku que se pasó por el área pequeña sin que ningún defensa español se animara a hacerlo suyo. Demasiado fácil para el extremo del Marsella.

Ese tercer tanto terminó de hundir a España, ya muy desdibujada y sin respuestas ante la superioridad física y técnica de los franceses. No tardaron en llegar el cuarto, obra de Pembele, y el quinto, marcado por Rutter. A partir de ahí, Francia levantó el pie del acelerador y su seleccionador comenzó a pensar en reservar fuerzas de cara a la semifinal que le enfrentará a Italia o Brasil. Algo que España agradeció, pues el escarnio padecido ya era más que suficiente, aunque todavía le quedaba un sexto gol por encajar en el descuento del choque.