Deportes

España derriba a Croacia y se lanza a por su primer oro en el Europeo

España derriba a Croacia y se lanza a por su primer oro en el Europeo

A España le tocó apretar los dientes y pelear, pero el domingo peleará por el título masculino de waterpolo en el Europeo de Hungría. La selección que dirige David Martín se impuso finalmente a una Croacia que sucumbió ante las paradas de Dani López Pinedo, el brazo de Alberto Munárriz, autor de tres goles, y los dos de Álvaro Granados, los más efectivos en un ataque donde también aparecieron Miguel de Toro, Adrià Delgado, Felipe Perrone y Roger Tahull.

Los porteros, Dani López Pinedo y Marko Bijak, fueron los grandes protagonistas de un primer cuarto en el que ambas defensas se mostraron extremadamente férreas. Sólo Marko Macan fue capaz de batir al arquero español. Bajo los otros palos, Bijak firmaba grandísimas intervenciones ante un ataque sin puntería durante esos ocho minutos.

Las cosas cambiaron diametralmente en el segundo cuarto. España encontró la manera de batir a un Bijak cuyo rendimiento decayó varios enteros. Por mucho que le costara aprovechar sus superioridades, el conjunto de David Martín firmó un parcial de 4-3. Álvaro Granados, con un lanzamiento que fue levemente desviado por un defensor, abrió el camino. Miguel de Toro, en una buena acción ante el portero, Alberto Muniárriz y Adrià Delgado, estos dos últimos amagando y agotando a Bijak, le secundaron.

Tremenda igualdad

Croacia, no obstante, aprovechó su mayor efectividad en la superioridad para igualar una y otra vez el marcador en cuanto España lograba ponerse por delante, después de que Andro Buslje colocase el 1-2. Bukic, con un lanzamiento que tocó en Miguel de Toro, y Loncar se encargarían de anotar para el 4-4 antes de arrancar un tercer cuarto en el que, de nuevo, se impondría la igualdad.

España, otra vez, fue capaz de tomar la iniciativa hasta en dos ocasiones, por medio de un potentísimo lanzamiento lejano de Alberto Munárriz y otro de Felipe Perrone. López Pinedo se las arregló para frustrar el primer ataque con una buena parada, pero nada pudo hacer para evitar que Lovre Milos y Luka Bukic elevaran el 5-5 y el 6-6. De poco parecía servir entonces la hipotética superioridad física española.

Montenegro o Hungría

La defensa, de nuevo férrea en el último cuarto, y la mayor efectividad de España a la hora de buscar soluciones de disparo resultó del todo determinante para aupar al conjunto que entrena David Martín hasta una máxima diferencia (9-7) en el momento crucial.

Álvaro Granados, Roger Tahull y, otra vez, Alberto Munárriz se encargaron de materializar unos tantos que, sumados a otra gran parada de Dani López Pinedo, sentenciaban el pase a la final. De nada importó que Maro Jokovic volviera a igualar momentáneamente con un lanzamiento pegado al palo o que Ante Vukicevik estrechara las cosas en el ocaso. El domingo (19:00 horas), la selección peleará por el oro ante Montenegro o Hungría.