Deportes

España aplaza su clasificación olímpica ante una China gigante

España aplaza su clasificación olímpica ante una China gigante

La superioridad física de las asiáticas condena a la selección, que se jugará su pase a los Juegos el domingo ante Gran Bretaña

La derrota de España ante China(62-64) aplaza la clasificación olímpica de las chicas de Mondelo, que se jugarán su pase a Tokio 2020 mañana ante Gran Bretaña (14.30 horas, Teledeporte). Tras tres cuartos muy malos, España remontó y se puso por delante, pero una serie de malas decisiones en el último minutó alejó el triunfo y obliga a la selección a esperar lo que ocurra en el duelo entre las británicas y Corea para saber cómo queda su camino hacia los Juegos.

En casa del herrero, cuchillo de palo. Justo el equipo que mejor conoce Lucas Mondelo, entrenador durante años en la liga china, ha sido el que más problemas le ha creado a España. Tanto, que la selección cayó y tendrá que esperar para certificar su pase a los Juegos tras un encuentro que se le puso muy cuesta arriba tras una primera mitad muy mala, en la que no salió casi nada.

Superadas por el poderío físico de las chinas -aquí se echó más de menos que nunca a Astou-, las españolas se vieron sin respuesta cerca de los aros, por donde fue creciendo la diferencia hasta hacerse casi inabarcable (21-34, min. 20).

La pesadilla nacional se alargó tras el descanso, incapaces las de Mondelo de enjugar la brecha física y dominadas totalmente en el rebote. Se escapó China hasta los quince puntos (28-43, min. 27) y obligó a España a reaccionar. Lo hizo la selección de manera precipitada, anclada al corazón más que a ninguna otra cosa. Revolución alocada a la que le costó dar sus frutos.

Porque seguía China muy cómoda en ataque, con canastas fáciles que le permitieron llegar al último cuarto con una ventaja holgada (38-52).

Se lanzó entonces España a por la épica de la mano de Alba Torrens (17 puntos) y de una defensa pegajosa ante la que se estrelló China. Por primera vez en todo el partido, la selección veía una grieta en el dominio asiático y se lanzó a conquistarla. Empezó a correr el equipo, logrando canastas rápidas que fueron enjugando la distancia con las chinas hasta que un 2+1 de Torrens ponía a España por delante.

Quedaba un minuto, en el que nada funcionó. Anotó China una canasta y volvió a fallar España (62-63), a la que aún le quedaba tiempo. Un tiro libre más de las asiáticas dejaba una última posesión a la selección. El balón le cayó en las manos a Torrens, que se lanzó a por el aro como una posesa. Marcó los pasos, lanzó... pero el balón se estrelló en el aro y condenó a la selección, que el domingo deberá superar a Gran Bretaña si no quiere emular el fiasco de Londres 2012.