Deportes

El Villarreal no deja espacio a la sorpresa en Girona

El Villarreal no deja espacio a la sorpresa en Girona

Si de Ramiro Funes Mori hubiera dependido, ahora estaría probablemente en México jugando junto a su hermano Rogelio en Monterrey. El argentino, relegado a un papel secundario por la irrupción de Pau, se está teniendo que conformar con la Copa para saciar su sed de minutos. De haber cumplido su deseo, frenado por un Villarreal que no estaba dispuesto a perder al único recambio para sus centrales, no habría podido encarrilar el pase de los amarillos a los octavos con un gol que desatascó un partido hasta entonces igualado ante el Girona y que remataron Cazorla y Chukwueze (0-3).

Como viene siendo habitual en Copa, Calleja reservó lo justo para buscar el pase a los octavos, sacando un once que podría ser perfectamente titular en liga. Además, enfrente ya no había un rival de Tercera ni de Segunda B sino un Girona que pretende volver a Primera, aunque se le ha torcido la temporada. El equipo de Pep Lluís Martí, que también dio descanso a algunos titulares, se preocupó sobre todo de frenar al Villarreal y lo consiguió durante bastantes minutos, cuestionándole también una posesión más repartida de lo que se podía esperar.

El conjunto amarillo era quien más buscaba la portería contraria pero al descanso se fue con apenas una ocasión clara, en una acción a balón parado. A Anguissa se le fue por centímetros un cabezazo en el segundo palo tras un servicio de Cazorla desde la esquina. El Villarreal buscaba sobre todo entrar por las bandas, donde Calleja movió a Moi Gómez a la derecha para dejar a Ontiveros el carril zurdo, aunque posteriormente intercambiarían sus posiciones. El marbellí protagonizó un par de internadas peligrosas, una de las cuales terminó con tiro de Cazorla desde la frontal que no encontró portería por poco.

El Girona apenas se acercaba por la portería de Andrés Fernández aunque tuvo un par de buenas opciones en el primer tiempo en tiros lejanos de Gallar, tras un error de Funes Mori en la salida del balón, y Brandon, que envió el esférico cerca de la escuadra tras darse la vuelta en la frontal. Dio un paso al frente el equipo catalán en la reanudación y tuvo un par de buenas opciones para haberse puesto por delante, en un cabezazo de Alcalá y, sobre todo, en una volea de Diamanka, que remató solo en el segundo palo una falta colgada al área pero se le fue arriba. Perdonó el Girona y no tardó en arrepentirse, pues dos apenas un par de minutos después empezó a escribir Funes Mori la despedida de los catalanes de la Copa. En una acción ensayada, Pau prolongó un servicio desde la esquina y el argentino remachó de cabeza en el segundo palo.

Para entonces ya había decidido Calleja dar entrada a Chukwueze, que fue quien acabó de romper el encuentro. La verticalidad y desequilibrio que le había faltado a Ontiveros, el sustituido, la puso el nigeriano, que en su primera aparición puso un caramelo a Cazorla en el área. El remate del asturiano lo sacó Juan Carlos con una buena mano abajo. En una acción prácticamente calcada y con los mismos protagonistas llegó el segundo. Cazorla sí acertó esta vez tras tapar la defensa su primer disparo. Chukwueze no quiso quedarse sin premio y firmó el tercero tras protagonizar uno de sus habituales eslálones. El nigeriano dejó atrás a tres rivales antes de batir a Juan Carlos y sellar el pase del Villarreal a octavos.