Deportes

El Racing Murcia, un equipo con dueño oscuro para la última aventura de Drenthe

El Racing Murcia, un equipo con dueño oscuro para la última aventura de Drenthe

Nadie lo habría reconocido por las calles de la pequeña pedanía de Dolores de Pacheco, donde entrena y juega el Racing Murcia. Ni siquiera los más madridistas. Ya no luce la melena de trenzas que volaban cuando subía la banda del Bernabéu hace 13 años, carreras que le costaría dar con su peso actual. A los 33 años, Royston Drenthe vuelve al fútbol español con un físico propio de un aficionado que disputa a duras penas pachangas con amigos.

El holandés es el fichaje estrella del Racing Murcia, un equipo fundado en 2013 al que el veterano David Vidal llevó a Tercera División el pasado verano antes de ser despedido por Morris Pagniello, el empresario italoaustraliano que dirige el club. Un coleccionista de cromos que ha tratado de firmar, o eso dice para sorpresa de los propios protagonistas, a Eto'o, Rafa Márquez, Cassano o el inglés Joleon Lescott. Lo que sí es verdad es que tuvo en el equipo al hermano de Pogba, Mathies. Además, otro ex madridista de pasado complicado, Edwing Congo, es su ojeador internacional.

Drenthe es el refuerzo que busca para el ascenso a Segunda B. No debutará esta semana por el azote de la borrasca Filomena, tiempo para cumplir el propósito de bajar «tres kilos en una semana», después de meses sin jugar en en el Kozakken Boys, el club de Tercera donde recaló tras su paso por el Sparta de Rotterdam.

En su ciudad intentó volver a ser futbolista tras anunciar la retirada en 2017 «porque no era feliz», para dedicarse al rap bajo el alias Roya2Faces. Paranoid, No Mercy, o Deadzone fueron algunos de sus temas.

Propietario de un bar, una perfumería y un gimnasio en Rotterdam, aseguraba que no volvió al fútbol por cuestiones económicas. Y se lo tomó en serio: pesaba 96 kilos y perdió 22 en ocho meses. «Tengo que cuidarme para poder correr como mis compañeros de 18 o 19 años. Mi cabeza está donde tiene que estar», decía a principios de 2019.

Mala cabeza

Padre de seis hijos de cuatro mujeres, «y ahora soltero», ha reconocido desde Murcia, la cabeza es lo que más le ha fallado al holandés, que llegó al Real Madrid como mejor jugador del Europeo Sub-21 de 2007 previo pago al Feyenoord de 14 millones de euros. Una de sus primeras hazañas en la capital fue estrellarse contra una patrulla de la Policía en la calle Alcalá. Después llegaron los reservados en el Buddha, las fiestas con Robinho, el casino... «En Madrid hay muchas tentaciones cuando eres joven y futbolista del Real Madrid», admitía.

Sneijder, Robben, Van Nistelrooy, Van der Vaart y Drenthe, los cinco holandeses del Real Madrid en 2008.
Sneijder, Robben, Van Nistelrooy, Van der Vaart y Drenthe, los cinco holandeses del Real Madrid en 2008.ALBERTO CUÉLLAR

Jugó 65 partidos con la camiseta blanca y aún se recuerda su inexplicable fallo en un mano a mano con Víctor Valdés en el Camp Nou en el clásico de 2008 (2-0). Ni Schuster ni Juande Ramos ni Pellegrini le quisieron, así que cuando llegó Mourinho salió cedido al Hércules, un recién ascendido que se reforzaba también con David Trezeguet. En Alicante también le falló la cabeza: fue detenido por saltarse seis semáforos a 180 km/h a las cinco de la mañana y amenazar a los policías que le dieron el alto. También se declaró en rebeldía y estuvo una semana sin entrenarse por el supuesto retraso en el pago de su ficha. Cuando regresó a Madrid, Mou le volvió a abrió la puerta de par en par.

Su destino fue una cesión al Everton, pero después llegaría la Superliga rusa, la Championship, Turquía y los Emiratos Árabes hasta llegar a orillas del Mar Menor, donde lo ha rescatado un mentor con lado oscuro.

Morris Pagniello, ex jugador e intermediario FIFA, es uno de los propietarios de Genova International School of Soccer (sin vinculación con el conjunto italiano) y dirige el club en nombre del Racing City Group, con equipos también en Capri y Sacramento (EE.UU.). Su primer contacto con el fútbol español fue un intento de compra de la Cultural Leonesa.

Al italoaustraliano la Policía le vinculó en 2018 con la trama de amaños de los playoffs a Segunda, así como otros partidos de Segunda B vinculados a apuestas. El empresario siempre ha negado esa relación, aunque en Italia fue inhabilitado durante seis meses.