Deportes

El 'Madrid c'est moi' de Zidane

El 'Madrid c'est moi' de Zidane

Otro partido miserable del Real Madrid. Incapaz de hacer un juego decente. Taquicárdico, con un final esperpéntico, con el Valladolid en el cadalso como un verdugo sin hacha. Y todo ellos gracias a un regalo de Bruno vergonzoso, que castigó a una derrota injusta de los pucelanos.La ruleta rusa de Zidane disparó balas como la de Odriozola, con otra bala inesperada llamada Isco - un esperpento de jugador- , más el estorbo de Jovic, que es incapaz de hacer un gol ni a tres porterías juntas. Ade