Deportes

El idilio Juventus-Cristiano se tuerce

El idilio Juventus-Cristiano se tuerce

Dejó el campo visiblemente enfadado tras ser sustituído por Sarri. Después, al portugués le cayó una dura crítica de un ilustre del fútbol italiano como Fabio Capello

Cristiano Ronaldo no vive su mejor momento en la Juventus de Turín. El portugués, que fue sustituido este domingo a los 54 minutos del partido liguero contra el Milan con 0-0 aún en el marcador, se fue directamente a los vestuarios visiblemente enfadado en vez de sentarse en el banquillo junto al resto de sus compañeros.

Cristiano fue sustituido por el argentino Paulo Dybala, quien respondió a la apuesta de su entrenador anotando el gol decisivo en el minuto 77 tras una combinación con el brasileño Douglas Costa y el también argentino Gonzalo Higuaín. Una victoria que pone líder a al Juventus con un punto de ventaja sobre el Inter de Milán.

Sin embargo la alegría no fue completa por el enfado de Cristiano. El luso solo ha anotado un solo gol en los últimos cinco partidos. Lo firmó en el minuto 95 del duelo ganado 2-1 contra el Génova, mientras que no vio puerta dos veces ante el Lokomotiv y contra el Torino, además de este domingo. La estrella juventina acumula cinco dianas en la Serie A y una asistencia. A ellas se añade el tanto marcado al Bayer Leverkusen en la Liga de Campeones.

«El problema no es grave»

Tras el choque el técnico Maurizio Sarri explicó su decisión y sus sensaciones tras el enfado del luso: «No es ningún problema, hay que darle las gracias porque jugó pese a tener problemas físicos, yo preferí sustituirle porque no le veía bien. Si luego se enfada porque sale del campo es normal, sobre todo cuando un jugador se sacrifica para llegar al partido».

«Le dieron una patada hace veinte días y desde entonces no consigue entrenar bien. Ese es el problema, la falta de continuidad en los entrenamientos. El problema no es grave», explicó ante los micrófonos de 'Sky Sports'.

El técnico italiano se mostró conciliador con su futbolista pese a la rabieta: «Se necesita algo de tolerancia, si quitas a un jugador que lo está dando todo es normal que tenga cinco minutos de enfado. A un entrenador le gusta ver eso: me preocuparía más lo contrario».