Deportes

El gran borrón de la era Laso

El gran borrón de la era Laso

Cuando el pasado 16 de febrero, ni un mes antes de que todo colapsara a causa del coronavirus, Felipe Reyes levantó en Málaga la 28ª Copa del Rey del Real Madrid, la que suponía la reconquista del torneo, el plan de Pablo Laso, su novena hoja de ruta hacia el éxito, marchaba según lo previsto. Sin graves percances físicos, adquiriendo temperatura para las cumbres del curso (12 triunfos de carrerilla ahí), con estupendas sensaciones para el más difícil todavía, esa Euroliga donde Barça y, sobre todo Efes, se antojaban como fieros rivales para la Final Four de Colonia que nunca será.

El virus frenó a todos, pero el Madrid no ha sabido retomar el paso, como petrificado ante el cambio de planes, ante la vuelta a toda mecha de la competición. Un pecado mortal, un borrón en la era Laso. Un traspié tan grave, que por primera vez desde 2008 (aquel equipo de Joan Plaza fue fulminado en cuartos por el Unicaja de Scariolo) ni siquiera pisará las semifinales de la Liga Endesa, aquella que ha conquistado en cuatro de las cinco últimas ocasiones.

La Fonteta, precisamente donde se dejó la última hace tres años, ha vuelto a ser su pesadilla. Tras dos derrotas sin excusa ante San Pablo Burgos y MoraBanc Andorra, el triunfo del Valencia contra el Gran Canaria les condenó al infierno en un grupo que devino en diabólico, sin ni siquiera comenzar su partido contra el Casademont Zaragoza. Taronjas y burgaleses pelearán el sábado con Baskonia y Barcelona respectivamente por un puesto en la finalísima del martes.

Las grandes obras también se escriben con algunos renglones torcidos. En nueve temporadas, Laso conquistó hasta 19 trofeos -cuando en los 20 anteriores se contaron apenas ocho-, entre ellos hasta dos Euroligas, reconciliando al club con su pasado glorioso. Éxitos indiscutibles que hicieron olvidar pequeños abismos. El peor, aquella Liga dilapidada en Barcelona en 2014, con la imagen inolvidable del técnico saliendo en silla de ruedas del Palau, expulsado. También la desconexión de la temporada 2017, tras caer en la Final Four y ceder la ACB ante el Valencia. En el podium de las decepciones se cuela la actual, la que quizá obliga a replantear un futuro que, antes de acudir a La Fonteta, parecía bien atado.

Porque salvo la llegada de Carlos Alocén, el Madrid no iba a mover demasiadas fichas en su veterana plantilla, en la que renovó últimamente a Rudy Fernández, Jaycee Carroll, Anthony Randolph y Trey Thompkins. Y el año más de Felipe Reyes era sólo cuestión de anuncio público. De repente, hay varios jugadores bajo sospecha, más allá de que la NBA no acabe echando el guante a Campazzo o Deck. La dependencia brutal del base argentino ha sido tan llamativa como preocupante. La falta de ese ritmo defensivo que hacía soñar, sonrojante. La pérdida constante del rebote, el peor de los síntomas. Y las malas caras, el espejo del alma.

  • Ultima hora
  • Traductor español
  • Programación
  • Calendario 2020
  • Horoscopo hoy
  • Clasificacion liga
  • Calendario Liga Santander
  • Peliculas hoy
  • Temas
  • Chelsea - Manchester City
  • Barça - Iberostar Tenerife
  • Real Oviedo - Fuenlabrada
  • Real Betis - Espanyol
  • San Pablo Burgos - MoraBanc Andorra