Deportes

El gol se cocina atrás

El gol se cocina atrás

Zidane pide rematar a todo el equipo; las últimas ocho dianas del Real Madrid las han marcado medios y defensas. Varane, dos veces, y Modric ante el Getafe. Kroos, Isco y Modric ante el Valencia en Arabia. Casemiro, dos tantos frente al Sevilla

El adiós de Cristiano ha provocado muchos quebraderos de cabeza en el Real Madrid hasta encontrar un camino hacia el gol. Benzema cogió aquel testigo con personalidad, pero no era suficiente. Bale no cogió ningún testigo. Hacían falta más rematadores, otras formas de acierto. La solución estaba atrás.

Courtois fabricó el gol del empate en Mestalla, en el último minuto del partido que era preludio del clásico. Su cabezazo, remachado después por Benzema, definía metafóricamente la orden que Zidane ha dado a todo su equipo desde hace tres meses: «Disparen a puerta desde lejos, no intenten meterse hasta la cocina, hay que encontrar el gol por todas las vías». Es el santo y seña que el entrenador ha dictado a Valverde, a Kroos, a Modric y a Casemiro (dos tantos al Sevilla), centrocampistas fijos. La delantera no aporta el acierto necesario para ganar todos los partidos y son los defensas y los medios quienes se han sumado al remate. Ellos son los máximos culpables del coliderato en la Liga y de la clasificación en la Champions.

Ocho goles de los defensas: Ramos ha marcado cinco, tres en Liga y dos en Champions. Varane anotó dos al Getafe en Liga. Carvajal lleva uno

Hay un dato sintomático de esta realidad: los últimos ocho tantos del Real Madrid los han firmado centrocampistas y defensores. El Getafe fue derrotado con dos dianas de Varane y una de Modric. El Valencia cayó en la Supercopa de España con el disparo de tres constructores de fútbol, Kroos, Isco y Modric. Casemiro, el pivote del sistema de Zizou, sentenció al Sevilla con dos goles de alto «standing». El conjunto blanco escarba el acierto desde todos sus ángulos.

El órdago de Arabia Saudí, sin delantera titular

Los dos tantos del brasileño explican una estrategia de Zinedine. Los centrocampistas están menos vigilados por los rivales, especialmente Casemiro, un medio centro defensivo, y deben penetrar por los flancos del área «sin hacer ruido» para acudir al remate. Benzema, Rodrygo, Lucas, Bale o Vinicius tienen su marcador fijo, son los hombres visibles del ataque, pero el enemigo no puede realizar diez vigilancias y los mediocampistas disfrutan de mayor libertad de acción.

Dieciocho goles de los centrocampistas: Modric es líder con cinco. Con cuatro están Kroos y Casemiro. Federico Valverde acumula dos. Uno firmaron Isco, James y Lucas Vázquez

Kroos, Modric, Valverde, Casemiro e Isco han hecho fructificar con goles esa táctica. El croata suma cinco, el alemán y el brasileño llevan cuatro. Superan a delanteros como Bale, dos tantos, y Hazard, que cuenta con uno. Ramos, cinco dianas, y Varane, con dos, también adelantan a muchos puntas en el acierto. Solo Benzema, dieciséis goles y Rodrygo, seis, mejoran las cifras de los goleadores «de atrás».

Veintiocho goles de los delanteros: Benzema suma dieciséis. Rodrygo anotó seis. Vinicius y Bale consiguieron dos. Hazard y Jovic han logrado uno

El órdago lo vivió Zidane en la Supercopa «de Arabia». Jugaba sin delantera. Benzema y Bale se cayeron de la lista a última hora y Hazard era baja. Kroos, Isco y Modric vencieron al Valencia con sus disparos. Carvajal, Rodrygo, Modric y Ramos, dos defensas, un medio y un delantero, anotaron los penaltis de la final. El gol del Real Madrid no tiene fronteras.