Deportes

El fichaje que revolucionaría la Fórmula 1

El fichaje que revolucionaría la Fórmula 1

Ha empezado el runrún como se inauguran los rumores en la Fórmula 1. Noticias que no se desmienten y quedan en la hemeroteca, insinuaciones al hilo de lo publicado y mensajes cifrados en prensa que van dirigidos a jefes de escuderías. Se podría resumir con un titular del estilo «Hamilton se deja querer por Ferrari», pero en realidad es el fichaje que movería los cimientos de la Fórmula 1. El mejor piloto de la actualidad, el más experto y veloz, seis veces campeón del mundo, tentado por la escudería mítica que lleva doce años sin ganar un Mundial, desde que Raikkonen se aprovechó de la guerra entre el propio Hamilton y Fernando Alonso en 2007.

Según desveló «La Gazzetta dello Sport», siempre muy próximo el periódico a la escudería del cavallino rampante, Lewis Hamilton ha tenido dos reuniones con el presidente de Ferrari, John Elkann, empresario italo-americano de 46 años, nieto del magnate Gianni Agnelli, cuya familia controla la compañía Fiat Chrysler (Alfa Romeo, Dodge, Jeep, Lancia o Maserati), la escudería de Fórmula 1 y el equipo de fútbol de la Juventus.

A Hamilton se le preguntó en Abu Dabi, último gran premio del Mundial que concluyó con una victoria suya. Y en su respuesta, admitió que las citas existieron. «Aquello que sucede a puerta cerrada y la persona con la que tú te ves son un argumento privado», indicó. En su posterior intervención añadió detalles entre líneas que explican por qué se reunió con Elkann. «He estado muy bien en Mercedes, durante muchos años no he considerado otra oportunidad, pero creo que es inteligente valorar que haré en la última parte de mi carrera».

En 2021 cambia la normativa de la Fórmula 1, los coches serán menos veloces y más iguales para fomentar la competencia. Las grandes escuderías tendrán un techo de gasto para no avasallar a los demás, como sucede ahora. «Sé que Toto Wolff (director de Mercedes F1) está valorando opciones para su futuro y solo él sabe lo que hará».

Hamilton, que cobra 40 millones anuales de Mercedes y tiene 34 años, acaba su contrato en diciembre de 2020, como la mayoría de los pilotos punteros. También terminan Bottas (Mercedes), Vettel y Leclerc (Ferrari) y Max Verstappen (Red Bull). Si Hamilton y Ferrari llegasen a entenderse, el acuerdo alteraría sobremanera el equilibrio de fuerzas en la F1, toda vez que pilotos como Leclerc o Verstappen serían especialmente codiciados. Se abriría la posibilidad de un retorno a la Fórmula 1 de Fernando Alonso, quien el pasado fin de semana en Abu Dabi estuvo saludando, entre otros, a Mattia Binotto, el actual jefe de Ferrari.