Deportes

El Espanyol se aferra al factor Machín

El Espanyol se aferra al factor Machín

El técnico blanquiazul ya doblegó al Real Madrid hace dos temporadas cuando era entrenador del Girona

Se aferra el Espanyol a la épica y visita el Bernabéu con la intención de hacer todo lo que no ha podido hasta el momento, sobre todo en Cornellá, lograr una victoria que le permita tomar oxígeno en su carrera por salir de los puestos de descenso. Aunque es mal escenario para ello (los blanquiazules no vencen en Chamartín desde la temporada 1995-96), la afición perica se aferra al factor Machín, que logró doblegar al equipo blanco cuando entrenaba al Girona en el primer año de los catalanes en Primera división. Era el 29 de octubre de 2017 y, contra todo pronóstico, los rojiblancos vencieron al Madrid. Fue la catapulta de Machín al panorama nacional, en el que se consolidó estando a punto de clasificar a su equipo, recién ascendido, para disputar una competición europea. Todo ello provocó el interés de muchos equipos y su fichaje por el Sevilla, en el que no tuvo la misma suerte. No obstante, con los andaluces también ganó al Real Madrid pero, de nuevo, como local en el Sánchez Pizjuán (3-0) ante el entonces equipo de Lopetegui.

« No será la primera vez que se den sorpresas en campos súpercomplicados. Vamos en una dinámica en la que nuestra moral no está por las nubes, pero debemos recobrar autoestima. Debemos potenciar los momentos en los que hemos sido realmente competitivos. A partir de ser un grupo sólido y compacto creceremos. Es el primer paso», avisó antes de viajar a Madrid. «El Madrid no gana todos los partidos y vamos a enfrentarnos once contra once. Por qué no va a ser el encuentro de mañana. Nos marcamos muchos miniobjetivos para lograr el objetivo final. Esto tiene que ver con el nivel competitivo y con superar el segundo tiempo del encuentro frente a Osasuna», añadió. Y se ratificó en su convencimiento de ganar al Real Madrid: «He podido ganar dos veces al Real Madrid, pero cada partido es diferente y en el Bernabéu si cabe las opciones son más difíciles. Vamos a buscarlas. Es indudable que si queremos competir debemos sacar lo mejor de cada uno. No podemos cometer errores y si los cometemos, que no sean garrafales. Hay que recuperar sensaciones de ser un equipo competitivo y ver lo que hemos hecho por fases».

Machín también quiso dejar claro que se siente satisfecho de haber firmado por el Espanyol y que esta convencido de poder sacar la complicada situación adelante: «Por supuesto que no me arrepiento. Soy consciente de que vengo a un gran club que estaba en un momento de dificultad. Vine con total convencimiento de que puedo ayudar a la entidad. El hecho de que los futbolistas estén dado un rendimiento menor al que han tenido es por pequeños detalles. Creo que nosotros tenemos argumentos suficientes para poder rendir mejor de lo que estamos haciendo porque me lo han demostrado. Lo he visto por fases en algunos partidos. No podemos ponerlo fácil porque muchos errores que cometemos en los goles que recibimos no se pueden cometer en un equipo de Primera división, como los de la segunda parte contra Osasuna». Y se mostró ambicioso: «¿Firmar el empate? Depende de cómo se produjera sí firmaría el empate. Si vamos perdiendo y empatamos sí lo daría por bueno, si vamos ganando y nos empatan, no».