Deportes

El error administrativo por el que la NCAA ha quitado todos los títulos y victorias a dos tenistas españolas

El error administrativo por el que la NCAA ha quitado todos los títulos y victorias a dos tenistas españolas

Un deportista que estudie en una universidad de Estados Unidos suele tener una beca parcial o completa para realizar su carrera académica. Circunstancia que el atleta compensa a su 'College' con un rendimiento deportivo que permite a la organización darse a conocer a nivel nacional. Es el juego entre el ratón y el gato. O entre la hormiga y el gigante. El atleta se beneficia de los recursos que le otorga la universidad para mejorar en su carrera deportiva, mientras que la organización estudiantil, y más bien la NCAA (Asociación Nacional Deportiva Universitaria) recibe miles de millones de dólares cada año por patrocinios y derechos de televisión. Dinero que los atletas, estrellas de cada uno de esos momentos, sólo 'ven' en forma de beca académica.

Es importante resumir este entramado para entender el extraño caso de las españolas Ana Yrazusta y Laura Moreno, dos jóvenes de Las Palmas y Murcia que estudiaron y jugaron al tenis en la Universidad de Massachusetts entre 2014 y 2017, que ganaron el título de su conferencia en su último año y que ahora observan como la NCAA les ha retirado todos los trofeos y triunfos por un pequeño error administrativo de su Universidad por valor de... 126 dólares.

126 dólares que ni siquiera fueron a su cuenta corriente, sino que se explican en una circunstancia de lo más rocambolesca. "En 2015, dos de nuestras compañeras de equipo se fueron a vivir fuera del campus, entonces la Universidad les dio el dinero para cubrir los gastos de la habitación. Es lo normal", explica por teléfono a EL MUNDO Ana Yrazusta. "Y resulta que en una auditoría interna realizada hace meses, la Universidad descubrió que en ese pago se habían incluido 126 dólares de más, destinados a realizar un agujero en la pared para colocar el teléfono fijo. El trabajador que tenía que pagarles había añadido por error 126 dólares".

La Universidad de Massachusetts ya ha admitido ese error puntual y la NCAA le ha impuesto una multa que supera los 5.000 dólares, pero la gran penalización son los trofeos y títulos del equipo de tenis en el que competían esas jugadoras junto a las dos tenistas españolas. "No nos daban dinero por ganar, así que lo único que teníamos eran los títulos y los trofeos. Nos van a quitar todo", reconoce Ana, que reflexiona: "Lo que viene a decirnos la NCAA es que teníamos una supuesta ventaja con esos 126 dólares y que esas jugadoras debían de estar sancionadas y no jugando".

La NCAA y las multas

El error administrativo también afectó a todo el equipo de baloncesto de la universidad en una cantidad estimada de 9.000 dólares y está causando cierto revuelo en los medios de comunicación estadounidenses, en lo que se considera un pequeño acto de hipocresía por parte de una NCAA que en los últimos años ha sido protagonista de numerosos casos graves de corrupción. Lejos de un error de 126 dólares. "Nuestra universidad va a pelear porque nos devuelvan los títulos y nosotras hemos creado una petición para que el caso se dé a conocer. La sanción es desproporcionada y vamos a perder todos nuestros títulos por un error de la universidad", afirma Ana.

Las tenistas españolas, que actualmente viven en España, se quejan de que la NCAA decidió no sancionar con pérdida de títulos casos mucho más graves que el suyo, como el de la Universidad Cristiana de Texas, que sobrepagó a 33 deportistas durante 4 años por valor de 20.000 euros, o el de la IUPUI (Universidad de Indiana Purdue), que no supervisó y erró en ayudas financieras a 52 atletas por valor de 42.000 dólares.

"Sabemos que no estamos por encima de las leyes de la NCAA y no queremos decir eso. Lo que decimos es que esos 126 dólares no nos han dado ninguna ventaja para ganar. Combatimos contra un monstruo muy grande y la responsabilidad de la NCAA es proteger a sus atletas, el mensaje que manda es que penalizas al deportista por un error que no es suyo", finaliza Yrazusta.