Deportes

El enorme agujero económico que supone bajar a Segunda

El enorme agujero económico que supone bajar a Segunda

El Espanyol verá muy menguados sus ingresos televisivos, de patrocinio y de taquillaje, pesada losa en su intento de ascenso

El Espanyol consumó este pasado miércoles su descenso matemático a Segunda división. Caída al infierno de un histórico del fútbol español que más allá del desprestigio que supone, coloca en un brete a la entidad blanquiazul, obligada a gestionar perfectamente el tropiezo para que no trascienda a una cuestión de supervivencia. Oviedo, Racing, Deportivo, Málaga, Sporting, Tenerife, Rayo o Cádiz son algunos ejemplos de equipos que tras afianzarse algunas temporadas en Primera vieron peligrar su viabilidad e incluso flirtearon con la Segunda B.

El impacto económico de descender de categoría es decisivo para las cuentas de los clubes y para todo su funcionamiento. Para empezar, los derechos de televisión se reducen drásticamente, al igual que los ingresos por patrocinio, al