Deportes

El confinamiento de Zidane: entrenamiento con Theo y Elyaz, análisis de vídeo, dos escenarios de regreso y música de Francis Cabrel

El confinamiento de Zidane: entrenamiento con Theo y Elyaz, análisis de vídeo, dos escenarios de regreso y música de Francis Cabrel

El entrenador del Real Madrid sigue trabajando desde su casa sin contemplar la suspensión de la temporada

Futbolistas de élite, y no tan de élite, aprovechando los jardines y piscinas de sus mansiones y casas para entrenarse y minimizar el impacto de un tiempo indeterminado sin competición ni entrenamientos grupales. Ese es el decorado que muchos de ellos muestran desde hace dos semanas en sus redes sociales, cuando se decretó el estado de alarma en España, pero ¿y los entrenadores? ¿Qué hacen los técnicos para mantener viva la llama de la temporada? De ellos, más recatados en su exposición virtual, tenemos pocas noticias, pero no por eso están en el chaise longue de su casa palomitas en mano con Netflix en su televisor 8k. Al menos no en el caso de Zidane.

«Todos vivimos un momento especial. Cuídate a ti mismo, a tus seres queridos y disfruta de tu casa. Es el único modo de ganarle. Todos juntos», escribía el francés el viernes a sus 25,4 millones de seguidores en Instagram con una foto de él ejercitándose en una cinta de correr. Era el primer mensaje público del entrenador del Real Madrid desde que el coronavirus le quitara portadas y titulares al fútbol.

«Zizou es, fundamentalmente, y por muchos títulos que haya ganado en el banquillo, un futbolista. Su alma es de jugador. Si durante las pretemporadas él ya dedica mucho tiempo a su preparación física, imagínate ahora», explican fuentes del Real Madrid a este periódico. «Durante la temporada, le dedica tantas horas a su trabajo que apenas tiene tiempo de entrenar y él es de los que si puede, se ejercita hasta tres horas diarias», desvela una persona de su entorno.

Con su mujer y dos hijos menores

El mini campo de fútbol y la pista de baloncesto y tenis, además de un luminoso y completo gimnasio donde hay espacio hasta para un par de futbolines, son las abundantes herramientas de trabajo de Zidane , confinado junto a su mujer, Véronique, y sus dos hijos menores, Theo y Elyaz, en su chalet de Conde de Orgaz, zona ubicada en el lujoso barrio madrileño de La Piovera. Enzo y Lucas, sus dos retoños mayores, pasan el estado de alarma en Almería y Santander, jugadores esta temporada del equipo andaluz y del Racing, respectivamente. La lectura, pasión despertada tras su metamorfosis de jugador a entrenador, junto a la música francesa de Francis Cabrel, el cantautor galo favorito de Zidane, completan el tiempo de evasión del técnico del Real Madrid, cuya ocupación mayor diaria es para su equipo.

«Está viendo todos los partidos de esta temporada y él mismo se preocupa de montar lo que considera más relevante», explican a ABC. Junto a Bettoni, que es quien coordina con el resto del cuerpo técnico -Dupont, Hamidou, Javier Mallo, Roberto Vázquez y José Parra-, desmenuzan aciertos y errores, propios y ajenos, de estos siete meses de competición cortados de la noche a la mañana por el coronavirus y, sobre todo, trabajan en el regreso de la Liga y la Champions, con dos escenarios posibles: «Están planificando qué hacer según la fecha de vuelta de los entrenamientos. Dentro de aproximadamente 25 días, en la opción más optimista, o dentro de 35-40 días, en la más pesimista».

Dependiendo de ello, y de la acumulación de partidos que haya en más o menos espacio de tiempo, llevarán a cabo un programa de trabajo u otro en los que se cuenta con quince días de mini pretemporada. Lo que no contempla Zidane ni nadie de su cuerpo técnico es la suspensión de la temporada. Tampoco han valorado pasarse todo el verano compitiendo ni enlazar el final de este curso con el inicio del siguiente. De momento, su trabajo se centra en un desenlace de la temporada con finalización el 15 de julio y las respectivas tres-cuatro semanas de vacaciones antes de mirar de frente al curso 20-21, pero como solo el coronavirus tiene la respuesta, la evolución de la pandemia marcará los pasos de Zidane en las próximas semanas.