Deportes

El Barcelona alega incapacidad para no pagarle a Setién

El Barcelona alega incapacidad para no pagarle a Setién

Desde el club se asegura que al equipo lo dirigía su segundo, Eder Sarabia

El Barcelona y Quique Setién andan enfrascados en una agria polémica a raíz del finiquito que debería percibir el técnico cántabro, que dirigió al equipo azulgrana desde principios de 2020 hasta que acabó la temporada, cuando fue destituido para darle todos los poderes a Ronald Koeman. Aunque sus asistentes aceptaron la oferta del club catalán a pesar de considerarla insuficiente, Setién decidió denunciar a la entidad al sentirse engañado. No obstante, la estrategia del Barcelona se basa en la capacidad del preparador y en el trabajo desarrollado durante su etapa en el banquillo azulgrana. Los servicios jurídicos del Barcelona fundamentan sus explicaciones haciendo pasar al entrenador por un incapaz. Todo queda reflejado en la carta de despido que recibió el pasado 15 de septiembre Setién y a la que ha tenido acceso la Cadena Ser. Los argumentos que se explican en la misiva son los que el Barça piensa utilizar durante el juicio para constatar que Setién no estaba capacitado para ejercer el trabajo por el que se le fichó y, por lo tanto, no pagarle el finiquito.

«Es público y notorio su falta de liderazgo en el equipo, generando su actitud críticas continuas al ser el segundo entrenador quien parecía dirigir los partidos y los entrenamientos y no usted«, le argumenta el club, que se sirve de las numerosas imágenes en las que Eder Sarabia es el que da instrucciones a los jugadores durante los partidos. De hecho, el protagonismo del asistente le reportó más de un problema con el vestuario, que no aceptaba su rol. Notorio fue el enfado de los futbolistas tras el incidente del clásico, en el que unas imágenes captaban a Sarabia criticando a varios jugadores tras cometer algún fallo durante el partido ante el Real Madrid. Este malestar se plasmó días después cuando Messi y Suárez pasaron junto a Sarabia haciéndole caso omiso mientras éste les daba unas indicaciones.

El Barcelona también argumenta su decisión acusando a Setién de no cumplir las promesas que hizo cuando estampó su firma en el contrato que le unía al club. En ellas, el técnico se refirió al estilo de juego y al uso de la cantera. Ni tomó como modelo el libreto de Cruyff, del que era admirador y le sirvió para llegar al Camp Nou, ni utilizó futbolistas de La Masía. Además, se le recrimina que cogiera al equipo líder en Liga y clasificado para los octavos de final de la Champions como primero de grupo y perdiera el campeonato doméstico y fuera humillado en Europa. Además, el equipo cayó en cuartos de final de la Copa tras haber disputado ocho de las últimas diez finales. También recalca en más de una ocasión la pérdida de confianza de la plantilla, la cual mostró su disconformidad permanentemente en público y se quejó de su falta de autoridad.

Ver los comentarios