Deportes

El Barça se juega la ventaja de cancha en Moscú

El Barça se juega la ventaja de cancha en Moscú

A falta de seis jornada, si los azulgranas vencen en casa del CSKA dejarían casi asegurada una de las cuatro primeras plazas

El Barça visita hoy (18:00 horas, DAZN) la cancha del CSKA de Moscú, con el objetivo de extender a siete su racha de victorias en la Euroliga y consolidarse entre los cuatro primeros de la fase regular, lo que le daría ventaja de campo en el cruce de cuartos de final.

Tras vencer en Atenas al Panathinaikos (81-92), los azulgranas encadenan seis triunfos en Europa, la racha más larga que han tenido nunca desde que se implantara el nuevo formato de competición.

El conjunto catalán acumula un balance positivo de 19-6, dos victorias más que el CSKA, que la pasada jornada rompió una racha de dos tropiezos consecutivos ganando en Belgrado al Estrella Roja (81-86).

Los de Svetislav Pesic no olvidan la dolorosa derrota que la escuadra moscovita le infligió en el Palau Blaugrana en la primera vuelta (67-96).

Entonces, el baloncesto coral de los visitantes, con seis jugadores del CSKA anotando dobles dígitos, fulminó a un Barça en el que solo Nikola Mirotic y Brandon Davies, con 19 puntos cada uno, aguantaron el tipo.

Hoy, los catalanes buscarán vengar la afrenta y dar un nuevo golpe de autoridad en el Megasport Arena, donde este curso ya han vencido Olympiacos, Panathinaikos y Anadolu Efes.

Lo intentarán de la mano de Mirotic (18.7 puntos y 6.9 rebotes por encuentro), el exCSKA Cory Higgins (12 puntos) y Malcolm Delaney (10.5 puntos), sus jugadores más destacados en este torneo.

Una de las claves del encuentro será ver si el equipo ruso es capaz de frenar la versatilidad de Mirotic. Para lograrlo Dimitiris Itoudis probablemente apueste por la movilidad de Johannes Voigtmann.

Por el bando azulgrana, evitar que Mike James tenga una gran noche de anotación -Adam Hanga y Delaney seguramente sean los encargados de impedirlo- resultará fundamental.

El base estadounidense lidera la ofensiva moscovita con 21.3 puntos por partido. Darrun Hilliard (10 puntos) y Kyle Hines (8.5 puntos) lo secundan en ataque.

El de Moscú será el segundo desplazamiento de los tres que el Barça afrontará de forma consecutiva, tras el de Atenas de la pasada jornada y el de Berlín de la próxima semana.

Después, los azulgranas disputarán cinco de los siete últimos partidos de la competición en el Palau, por donde aún deben pasar el Bayern, el Zalgiris, el Khimki, el Baskonia y el Real Madrid. Lyon (Asvel) y Atenas ( Olympiacos) serán la dos visitas restantes.