Deportes

Cuando Raymond Kopaszewski, Kopa, derrotó a su antiguo equipo

Cuando Raymond Kopaszewski, Kopa, derrotó a su antiguo equipo

El francés de origen polaco perdió la primera Copa de Europa en el Stade de Reims; Bernabéu le fichó en julio de 1956, al ver tanta calidad, y Raymond ganó las tres siguientes ediciones vestido de blanco, la última superando a su exequipo

Nació el 13 de octubre de 1931 en Noeux-les-Mines (Norte-Paso de Calais, Francia). Hijo de emigrantes polacos adquirió la doble nacionalidad francesa y polaca en 1949. Desde los dieciséis años recibía una pensión tras el accidente que sufrió cuando trabajaba en una mina de carbón situada en Noeux-les-mines al norte de Francia y en el que se le tuvo que amputar el dedo índice de su mano izquierda. Lo importante fueron sus piernas. Era un extremo de un regate espectacular y una inteligencia que aplicaba a sus fintas para encontrar el recodo donde superar al defensa más avezado. Se llamaba Raymond Kopaszewski, Kopa.

Vestido de blanco, en 1959 derrotó en la Copa de Europa a su antiguo equipo, aquel Stade de Reims que perdió la primera edición en 1956 con el gran extremo en sus filas, precisamente frente al Real Madrid. Kopa lo vio claro, para hacer honor a su nombre, a conquistas copas, debía fichar por los mejores. Desde julio de 1956 a junio de 1959, «el Napoleón polaco» militó en el conjunto madrileño y fue un hombre fundamental en esa victoria del 59, en la cuarta Copa europea, ante sus excompañeros franceses. Ganó tres consecutivas, 1957, 1958 y 1959.

Kopa obtuvo el Balón de oro en 1958, rodeado de los jugadores que más le hicieron brillar, desde Di Stéfano a Rial pasando por Gento, Puskas, Mateos y Joseíto

En 1958 fue elegido Balón de Oro, el mejor futbolista continental. El premio individual más importante lo obtuvo con el Real Madrid, rodeado de los jugadores que más le hicieron brillar, desde Di Stéfano a Gento pasando por Rial, Puskas, Joseíto y Mateos.

El miércoles, el 3 de junio, se cumplen 61 años de esa cuarta Copa de Europa ganada por el Real Madrid. El conjunto español logró su cuarta página de la leyenda, consecutiva, al vencer en el Neckarstadion de Stuttgart al famoso Stade de Reims, que no pasó a la historia porque el laureado cuadro español le quitó esa historia en los años cincuenta. Así se escribe ella . Todo el mundo quería jugar en el Real Madrid, como sucede hoy.

Fue la primera Copa de Europa de Puskas, que fichó por los blancos en agosto de 1958. La cuarta de Di Stéfano y Gento. La segunda para Santamaría. La tercera para Kopa. Las páginas de oro rodeaban ya a los jugadores de fama universal

Ambos equipos revivieron la final de la primera edición de esta competición, que inició la historia de oro del Real Madrid en Europa. Para terminar alzando la cuarta, los blancos se adelantaron en los primeros compases del partido decisivo con un gol de Mateos. Tras el descanso, Di Stéfano hizo el 2-0 definitivo.

En las eliminatorias previas, los madridistas eliminaron al Besiktas, al Wiener SK y al Atlético de Madrid. El cruce ante los rojiblancos fue el primer derbi madrileño en Europa y deparó una emocionante semifinal. La eliminatoria necesitó un partido de desempate, que se disputó en Zaragoza, y en el que los madridistas lograron el pase a la final con tantos de Di Stéfano y Puskas (2-1).

Bernabéu se hizo la foto con el equipo en el campo de Stuttgart. Su club era el más temido, el objetivo de todos, la envidia mundial. Fue la primera Copa de Europa para Puskas, que fichó por los blancos en agosto de 1958. La cuarta de Di Stéfano y Gento. La segunda para Santamaría. La tercera para Kopa. Las páginas de oro rodeaban ya a los jugadores de fama universal.

FICHA TÉCNICA DE LA FINAL DE 3 DE JUNIO DE 1959:

-Real Madrid: Domínguez, Marquitos, Santamaría, Zárraga, Ruiz, Santisteban, Kopa, Mateos, Di Stéfano, Rial y Gento.

-Stade de Reims: Colonna, Rodzik, Jonquet, Giraudo, Penverne, Leblond, Lamartine, Bliard, Fontaine, Piantoni y Vincent.

Goles: 1-0 (min. 2): Mateos. 2-0 (min. 47): Di Stéfano.

Árbitro: Albert Dusch (Alemania). Estadio: Neckarstadion (Stuttgart).