Deportes

Confinado en una auténtica casa-museo

Confinado en una auténtica casa-museo

Carlos Ortiz, jugador con más internacionalidades con España, abre las puertas de su hogar para presumir de palmarés y recuerdos inolvidables

Aunque en lo básico el confinamiento a causa de la pandemia de coronavirus es igual para todos los ciudadanos, no lo vive igual quien reside en un piso de 70 metros cuadrados con niños, como explicaba Pepe Reina, que quien vive en un chalet con jardín. Y tampoco es exactamente lo mismo para quien habita una casa que es en realidad un auténtico museo lleno de trofeos y recuerdos de hazañas al alcance de unos pocos elegidos.

Carlos Ortiz es el capitán del Movistar Inter y la selección española de fútbol sala, además del jugador con más internacionalidad con nuestro país en este deporte. Un total de 189 veces ha vestido la camiseta roja, que serán más cuando se dispute el próximo Mundial de Lituania 2020, uno de los pocos torneos en el mundo aún no aplazados ni suspendidos.

Siendo España uno de los países punteros en el fútbol sala, quizás solo por detrás de Brasil, buena parte de esas 189 internacionalidades se cuentan por victorias y por tanto se traducen en un sinfín de trofeos y medallas. Una colección que convierte la casa de Ortiz en un verdadero museo del deporte.

Para hacer más ameno el confinamiento, más allá de los ejercicios diarios para mantener la forma física de cara al posible regreso de la competición, el cierre madrileño ha querido compartir sus logros y recuerdos a través de una visita guiada a su domicilio.

El muestrario de medallas, que el jugador interista despliega en una mesa, es impactante, y cuenta tanto con las que reconocen los triunfos de equipo, como los individuales, entre las que destacan la Medalla al Mérito Deportivo o la insignia de oro y brillantes de la Real Federación Española de Fútbol.

Pero si algo hará disfrutar a los apasionados del fútbol sala y del deporte eso es contemplar la descomunal colección de camisetas atesorada por el internacional español, desde la de su debut en Primera División hasta la del día que se convirtió en el jugador español con más internacionalidades. Y entre todas ellas también un par de prendas de equipos de fútbol con un especial recuerdo para Ortiz.