Deportes

Causeur y Thompkins fulminan al Betis

Causeur y Thompkins fulminan al Betis

Después de dos tropiezos seguidos fuera de casa, la derrota agónica en Bilbao y el revolcón que se llevó en Zaragoza, el Real Madrid necesitaba un partido así: no sólo la victoria, sino una actuación donde (casi) todo saliera rodado. La víctima, el Coosur Real Betis, que se vio arrollado de salida y no encontró el camino de vuelta (64-84). Fabien Causeur (18 puntos) y Trey Thompkins (16) lideraron un triunfo que le permitirá mantener el liderato de la Liga Endesa una semana más.

En sólo unas semanas, Trey Thompkins ha pasado de estar apartado del equipo a ser uno de los jugadores más entonados. El estadounidense llegó a la pretemporada pasado de peso y ni siquiera las bajas de Felipe Reyes o Salah Mejri le hicieron un hueco. Pablo Laso prefirió dar paso al adolescente Usman Garuba, que apunta altísimo y se lo ha ganado, a dejar que un par de lesiones le hicieran torcer brazo.

El mensaje ha calado: Thompkins ha sido vital en las dos últimas victorias de Euroliga, fue el máximo anotador la semana pasada contra el San Pablo Burgos y prendió la mecha de la victoria contra los andaluces. 16 puntos, la mitad en un gran primer cuarto en el que el Real Madrid asentó las bases de su triunfo: defensa y acierto exterior. Sólo encajó 12 puntos en los primeros 14 minutos y en ese tiempo anotó un 7/12 en triples. Pocos pueden seguir ese ritmo.

25 puntos al descanso

Cada vez que el equipo de Curro Segura plantaba una zona, el Real Madrid parecía tener un triple a punto para sembrar la duda. Por contra los sevillanos, que llegaban como el mejor equipo triplista de la ACB, fallaron sus 10 primeros intentos y no metieron uno hasta el último minuto de la primera parte.

No era tarde para intentar reengancharse al partido, pero no tenían muchos argumentos para pensarlo: se fueron al descanso con sólo 25 puntos en el casillero y tardaron mucho en ofrecer algo en ataque que no fuera la iniciativa de AJ Slaughter, que no tuvo su día, o Conger (20 puntos).

No hubo esta vez una racha que, como ante el Barça, metiera al Real Betis de vuelta en el partido, o al menos no a tiempo. Bien entrado el tercer cuarto, sólo entre Causeur y Thompkins llegaron a sumar más puntos (33) que todo el equipo verdiblanco al completo (31). Sólo al final, cuando el Real Madrid se relajó en defensa y su acierto se desplomó (sólo metió 5 de los últimos 24 triples), conjugó una racha que pudo maquillar el resultado. Poco ante un Real Madrid que, tras dos tropiezos seguidos, volvió a convencer fuera de casa.