Deportes

Cambio de guardia en MotoGP para 2021

Cambio de guardia en MotoGP para 2021

El lógico ascenso de los jóvenes talentos se une este año con las despedidas de veteranos como Dovizioso, Rabat y Crutchlow

Joan Mir, con 23 años, conquistó el título de MotoGP en este 2020. Albert Arenas, con casi 24 años, se proclamó este domingo campeón del Mundo de Moto3. El de Gerona nació en 1996, y de la parrilla, solo cuatro más nacieron en ese año, y solo John McPhee lo hizo antes, en 1994. De los 31 pilotos, 21 han nacido ya en los años 2000. Arenas y Mir llegaron al Mundial de motociclismo con 18 años. Ya tan mayores que tuvieron que llamar a muchas puertas para encontrar un asiento fijo. De ahí que sean casi una «irregularidad». Aunque uno y otro muestran que llegar «tarde» al planeta MotoGP no implica que no se llegue al objetivo. Solo son caminos distintos.

«La mayoría llegan al Mundial con 14 o 15 años. Otros, como Mir, llegan con 18 y los pasos son más conscientes. No hay una regla. Por ejemplo, Messi o Ansu Fati tienen edad de jugar en juveniles, pero ¿vas a dejarlos allí solo por la edad? Pueden acabar perdidos en esa categoría y no desarrollar su talento. Eso sí, hay que saber gestionarlo», explicaba a este periódico Paco Sánchez, representante de Maverick Viñales o Joan Mir, entre otros pilotos, y buen conoceder del mundo del motociclismo.

De ahí que la tónica general es que cada vez se llegue antes al campeonato, a los títulos y a la máxima categoría. El objetivo final. Así lo establecieron pilotos como Jorge Lorenzo, que tuvo que esperar cuatro carreras para cumplir la edad mínima de admisión; Fabio Quartararo, por quien se «arregló» el reglamento con el fin de que pudiera participar en el Mundial sin cumplir el requisito de la edad; o Marc Márquez, ganador en 2013 del título de MotoGP con solo 20 años. De ahí que también para este 2021 se produzca el ascenso de un buen puñado de veinteañeros que intentarán relevar a los ya consolidados. Algunos, como el propio Márquez, con 27 años, ya «mayores» para los tiempos que corren.

Los nombres de Enea Bastianini (22 años y campeón de Moto2), Jorge Martín (22 años), Luca Marini (23 años), Pecco Bagnaia (23 años) se han hecho un hueco en la máxima categoría. Y se unirán a los ya más asentados Mir (23 años), Álex Rins (24 años), Quartararo (21 años) o Iker Lecuona (20 años).

Pero no hay espacio para todos y varios treintañeros dejan paso este curso a las nuevas generaciones. Ya se despidieron Dani Pedrosa en 2018 (con 32 años), y Jorge Lorenzo en 2019, también con 32 años. Este pasado Gran Premio de Portugal dijeron también adiós Andrea Dovizioso (34 años), al menos un año aunque parece difícil que vuelva a encontrar sitio con 36; Cal Crutchlow (35 años), que pasa a ser probador de Yamaha; y Tito Rabat (31 años), que se ha quedado sin sillín en favor de los más jóvenes. También Andrea Iannone (31 años) ha visto desaparecer su sitio por una sanción por dopaje.

Permanecen, defendiendo la veteranía, Johann Zarco (30 años), Aleix Espargaró (30 años), Pol Espargaro (29 años) y Danilo Petrucci (29 años). Y, por supuesto, correrá un año más, aunque no en Yamaha sino en el equipo satélite, otra «irregularidad» llamada Valentino Rossi, con 41 años.

Ver los comentarios