Deportes

Binder sorprende en Brno en un mal día de Quartararo

Binder sorprende en Brno en un mal día de Quartararo

El sudafricano logra su primera victoria su tercera carrera en MotoGP mientras el francés sufrió para ser séptimo

Ante la ausencia de Marc Márquez, sin un líder que sustituya el poder del de Honda, la clase media se desmelena. En el Gran Premio de República Checa, triunfó Brad Binder, en una KTM que hasta hace nada celebraba como un éxito total terminar entre la cuarta y la octava plaza. Venció el sudafricano, en su tercera carrera en la categoría de MotoGP, custodiado en el podio por otros nombres sin demasiado pedigrí: Franco Morbidelli y Johann Zarco.

«Ahora me faltan las palabras. E sun día con el que he soñado desde que era pequeño. Es increíble ganar mi carrera de MotoGP. Gracias a mis padres, es un sueño hecho realidad. No puedo agradecer lo sufiiente a mi equipo porque han hecho una oto estupenda y una labor increíble. Esperemos que este sea el comienzo de mucho más por venir», hablaba el sudafricano tras la carrea.

Una carrera en la que Morbidelli, el hombre de la pole, se puso líder enseguida, con casi dos segundos de distancia con el resto ya a la segunda vuelta. Comenzaba a sufrir Quartararo y a impulsarse los Espargaró, Zarco, Rins... incluso Rossi. Todos a la caza de un podio que no tenía dueño. Pero fue Binder, séptimo en parrilla, el que tuvo más moto, más ganas y más fuerzas que nadie para impulsarse adelantamiento a adelantamiento y a lanzarse, con potencia y muy buena mano, hacia Morbidelli. A nueve vueltas, primero sin discusión. Y por detrás, en la pelea por la tercera plaza, Pol Espargaró y Zarco, que chocaron levemente pero que tuvo consecuencias nefastas para el español: caída y fuera de la carrera en la que peleaba por el podio. El francés fue sancionado con una vuelta larga, pero la hizo perfecta para mantenerse por delante de Quartararo que se fue desinflando hasta temrinar séptimo.

Y triunfa esta clase media porque los favoritos siguen sin serlo. Sobre todo en un Mundial en el que se esperaba que se reivindicaran aprovechando la baja de la que fue su bestia negra en los últimos siete años. Pero Marc Márquez sonríe desde casa porque Fabio Quartararo, líder del Mundial con dos victorias consecutivas, se hundió desde la salida y sufrió lo indecible para terminar.

Tampoco los que habían sido sus rivales más fuertes en temporadas anteriores han sabido imponerse como líderes. Maverick Viñales arañó un tercer puesto en el Gran Premio de Andalucía, pero no ha conseguido dar un paso adelante para erigirse en alternativa fiable. En el asfalto de Brno, decimocuarto. Algo mejor quedó Andrea Dovizioso, undécimo, sin que tampoco haya sabido imponer su palmarés: subcampeón del 2017, 2018 y 2019.

Con esto, la lucha por el título se aprieta, para alegría de Márquez, pues sus rivales no han podido sumar más que 9 puntos un líder Quartararo que vio impotente cómo le iban pasando Binder, Rins, Aleix Espargaró, Pol Espargaró, Oliveira y Rossi. Y solo dos sumó la Yamaha de Viñales.

Ver los comentarios