Deportes

Bale puede jugar al golf

Bale puede jugar al golf

Zidane no se lo prohibirá, piensa que los jugadores «son mayores para saber lo que deben de hacer»; su apoderado, Barnett, considera «ridículo lo que se dice» sobre su futbolista y su «hobby»

Siendo galés, Gareth Bale se toma con humor británico la frase que escucha en la cocina blanca del Real Madrid: «Te han tomado como cabeza de turco». No es fácil explicarle el sentido de la frase, pues hay que hablar de historia, de las cruzadas, del enfrentamiento entre cristianos y turcos y del valor que se otorgaba a quien mataba a un enemigo otomano. A Bale le han querido cortar la cabeza tantas veces que ya no sufre. Se resigna. Su última lesión, un edema, consecuencia de un golpe en Vitoria, le impide jugar hoy por precaución. Tampoco lo hará el miércoles en Brujas. El objetivo es que reaparezca en Mestalla y sea titular después en el Camp Nou, citas que Hazard y Marcelo, la dupla titular de la banda izquierda, se perderán.

Zidane especificó la situación del número once: «La lesión de Gareth se produjo en el partido del Alavés. Luego hemos tenido dos días y medio de descanso, pero a la vuelta se ha resentido y por eso no ha entrenado esta semana con nosotros con normalidad».

Barnett, su apoderado: «La bandera (Gales, gol y Madrid) iba dirigida a la prensa; Gareth habla español con fluidez, quien dice que no, no le conoce»

Hay doctores especializados en el balompié profesional que argumentan que el golf es una causa importante en sus dolencias, pues tiene un problema de espalda, desvelado en su pubertad, que incide en sus sóleos, su punto débil habitual. Y el golf puede afectar a su espalda.

La Federación Galesa ha expuesto que sus internacionales tendrán prohibido practicar este deporte en su tiempo libre en la Eurocopa, con el fin de no sufrir ningún problema físico ajeno al fútbol. Zidane pegó con hierro dos, rozando el birdie, al cuestionarle si el Real Madrid debería prohibir este «hobby» a Bale: «Sobre la prohibición (de Gales), me preguntas a mí y te voy a contestar por mí. Yo no voy a impedir nada a Bale, ni a ningún jugador, ellos son mayores y cada uno sabe lo que tiene que hacer. Yo no voy a decir nada». El entrenador hacía extensiva esta explicación a la alimentación, la vida y el descanso de cada uno de sus pupilos.

«Gareth habla bien español»

No hay «casus belli». El británico podrá estrenar el palo de golf que Marcelo le compró en «el regalo invisible» que los futbolistas se hicieron en la cena de Navidad. Los jugadores restan importancia a este asunto. El propio Bale bromeó en el entrenamiento de ayer con un gesto que simulaba un golpe de golf.

Jonathan Barnett, apoderado del galés, considera que la polémica es ficticia: «Es ridículo. Gareth se entrena tan duro como el resto, es uno de los mejores futbolistas del planeta y, por cierto, también muy buen golfista. En el vestuario se toman a broma todo esto que se dice. No entiendo por qué la gente reacciona así con él. Gareth habla español con fluidez y quienes dicen que no, es que no le conocen».

«No está eufórico»

El representante destaca que la bandera que Bale sujetó cuando su selección se clasificó para la Eurocopa, «Gales, golf, Madrid, por este orden», tenía un sentido muy claro: «Era una respuesta a la prensa, porque es infantil y estúpido lo que dicen de él. Espero que los aficionados lo entiendan. Si dijera lo que pienso, no creo que me permitieran volver a España. Ha ayudado a ganar muchos títulos».

Reconoce Barnett que el ambiente no es el idóneo para su representado: «No está eufórico. Tiene un contrato y mientras sea jugador del Real Madrid rendirá al cien por cien». El futuro es una incógnita: «No hay garantía de que se vaya. Si se le presenta una oportunidad y es algo que quiere hacer, hablaremos con el presidente».