Deportes

Albert Llovera regresa al Dakar pilotando un camión

Albert Llovera regresa al Dakar pilotando un camión

«Compito con un equipo top y si hay un muro es para todos por igual», asegura emocionado el deportista

Albert Llovera ha anunciado su regreso al Dakar, rally que correrá en esta próxima edición de 2020, después de dos años de ausencia. El piloto regresa de la mano de Patronas Lubricants Spain, formando parte del equipo holandés Team de Rooy Iveco, que es uno de los de las aspirantes al triunfo en la categoría de camiones. Llovera se vio obligado a renunciar a las dos últimas ediciones por motivos personales (sufrió lesiones en las manos, una en el dedo pulgar de la mano izquierda y otra en el dedo del medio de la mano derecha) pero ahora ha superado todos los obstáculos y estará en el desierto de Arabia Saudí para participar en el que será su sexto Dakar.

«Estoy en un gran equipo. En este equipo de 4 pilotos soy el tercero y tendré que trabajar un poco por los que están delante. Pero que nadie se despiste ni que nadie pinche más de la cuenta», bromeó el piloto durante la presentación. «Estoy para trabajar por el equipo, para que estemos todos lo más arriba posible. Hemos hecho un pack muy potente. Cuando estoy en la cabina con mis dos copilotos formamos un gran equipo», añadía, esquivando la pregunta de cuáles eran sus objetivos para este año. Ferran Marco y Marc Torres serán sus compañeros de viaje.

Para evitar más problemas en sus manos, con las que acelera y embraga, se le ha acondicionado el camión con un cambio automático, lo que le permitirá «evolucionar como piloto». La otra gran novedad en su nuevo camión estará en el acelerador, que será electrónico. «Siempre llevábamos el manual, con una manilla que va directa al pedal, pero hemos creado un sistema con un potenciómetro electrónico que hemos desarrollado en el volante y que da la señal al acelerador», explica. Llovera también viajará rodeado de una serie de instrumentos que le harán algo más llevadero el complejo rally, como un colchón de carbono para poder descansar, un enganche eléctrico para su silla de ruedas que le permitirá moverse con autonomía cuando baje del camión y una silla diseñada especialmente para asearse. «Cuando me bajo del camión, tengo otro Dakar», aseguraba el piloto andorrano para ilustrar las dificultades que se encuentra a causa de su limitada movilidad, aunque no debe interpretarse como un lamento porque asegura que «si hay un muro es para todos por igual».