Cultura

¿Vender una escultura de Miguel Ángel o despedir al 40% de su plantilla? El dilema de la Royal Academy

¿Vender una escultura de Miguel Ángel o despedir al 40% de su plantilla? El dilema de la Royal Academy

A la espera de una ayuda del Gobierno, un grupo de académicos podría presentar una propuesta formal para vender «Tondo Taddei» y sanear así las cuentas

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 ha generado a su vez una crisis económica que se está saldando en Reino Unido, y en muchas otras partes del mundo, con fuertes recortes de empleo. Una de las entidades afectadas es la Royal Academy of Arts, con sede en Londres, que como otras instituciones artísticas ha visto caer dramáticamente sus ingresos en los últimos meses. Así, mientras espera conocer si el gobierno le concederá una subvención del llamado fondo de recuperación, piensa recortar el 40% de su plantilla, es decir, unos 150 puestos de trabajo que permitirían ahorrar alrededor de ocho millones de libras al año (unos 8,7 millones de euros). Ante este panorama, una de las ideas que surgieron para intentar salvar los puestos de trabajo es vender una obra de arte.

Un grupo de académicos podría presentar una propuesta formal para vender la escultura de Miguel Ángel «Tondo Taddei», que tiene más de 500 años y podría venderse, según los expertos del «Art Newspaper», por unos 100 millones de libras esterlinas (aproximadamente 108 millones de euros). La pieza fue entregada a la galería de Londres en 1829.

Un académico anónimo le dijo a «The Observer» que «la venta del Tondo ya se ha discutido… podría salvar puestos de trabajo y sacar a la Royal Academy del lío financiero”. No obstante, una portavoz de la institución declaró a la prensa local que el museo"no tiene intención de vender ninguna obra de su colección” y añadió: "Tenemos el privilegio y la responsabilidad de ser custodios de obras de arte extraordinarias. Es nuestro deber cuidar nuestra colección permanente, para que la disfruten las generaciones actuales y futuras”.

La escultura, que no está terminada, recibió ese nombre porque fue encargada por el comerciante Taddeo Taddei, y Tondo es un término renacentista para una obra de arte circular. Dentro de sus 109 centímetros de diámetro, hay una representación de la Virgen María junto al Niño Jesús y San Juan Bautista. El académico John Constable la declaró como “una de las más hermosas obras de arte existentes”.

«Esta pandemia nos ha puesto bajo una presión financiera crítica. Nuestro personal es increíblemente dedicado y apasionado, y lamentamos confirmar que los puestos de trabajo están en riesgo, pero nuestro enfoque debe estar en la supervivencia» de la institución, expresó por su parte en un comunicado el director ejecutivo de la Royal Academy, Axel Rüger.

Según el museo, que abrió sus puertas en julio, «el distanciamiento social reduce la capacidad y los ingresos en un 75% y seguimos incurriendo en pérdidas sustanciales». A diferencia de otros museos británicos, la Royal Academy no recibe financiación directa del gobierno, sino que depende económicamente de la venta de entradas, donaciones, patrocinios, actividades comerciales y su plan de membresía.

Ver los comentarios