Cultura

Van Morrison emprende acciones legales contra las restricciones a los conciertos en Irlanda del Norte

Van Morrison emprende acciones legales contra las restricciones a los conciertos en Irlanda del Norte

Eric Clapton ha apoyado al irlandés en su campaña grabando con él otro tema anti-confinamiento titulado «Stand and deliver»

El León de Belfast va a llebar al gobierno de Irlanda del Norte a los tribunales por la «prohibición total» de la música en vivo derivada de las restricciones por la pandemia del coronavirus, según ha informado su abogado, Joe Rice. «Buscaremos autorización para una revisión judicial que impugne la prohibición general de música en vivo en locales autorizados en Irlanda del Norte. No tenemos conocimiento de ninguna evidencia científica o médica creíble para justificar esta prohibición general, y vamos a impugnarla en los tribunales».

Los gobiernos descentralizados de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, que tienen competencias delegadas en política sanitaria, han impuesto estrictas medidas de confinamiento en diversas etapas de la pandemia. En concreto, el ejecutivo de Irlanda del Norte en Belfast ha introducido regulaciones que prohíben la música en vivo en lugares cerrados con licencia.

Van Morrison ha emprendido esta acción legal «en nombre de los miles de músicos, artistas, salas de conciertos y todos los involucrados en la industria de la música en vivo», dice Rice, que espera que el caso sea tratado por la Justicia británica en cuestión de «semanas».

El cantante generó una gran controversia el verano pasado, cuando instó a la gente a «luchar contra la pseudociencia» en torno a la Covid-19. Poco después, lanzó tres canciones protesta, «Born To Be Free», «As I Walked Out» y «No More Lockdown», criticando las restricciones gubernamentales para frenar los contagios. En una de ellas dice: «No más extralimitaciones del gobierno, no más matones fascistas que perturban nuestra paz». Después unió fuerzas con Eric Clapton en otro tema anticonfinamiento titulado «Stand and Deliver», cuya recaudación irá destinada a una fundación de Morrison llamada Lockdown Financial Hardship Fund, que tiene como objetivo ayudar a los músicos en tiempos de pandemia. El propio Clapton también ha manifestado: «Es profundamente molesto ver cómo tan pocos eventos se llevan a cabo debido a las restricciones del confinamiento. Hay muchos de nosotros que apoyan a Van y su labor para salvar la música, él es una inspiración».

El ministro de Salud de Irlanda del Norte, Robin Swann, ha reaccionado a esta actitud de Van Morrison asegurando que el país «esperaba algo mejor de él», y señalando: «Lo que está diciendo es de hecho peligroso y puede animar a la gente a no tomarse en serio el Coronavirus. Si lo ves como una gran conspiración, entonces eres menos proclive a seguir los consejos de salud pública que ayudarán a otros a mantenerse a salvo».

Ver los comentarios