Cultura

Un «biopic» sobre Tolkien y otras pistas culturales

Un «biopic» sobre Tolkien y otras pistas culturales

Los críticos de ABC Cultural le recomiendan un libro, una exposición, una película, un documental y una pieza teatral

12345
  1. Leer con la casa a cuestas

    Si les digo que este breve y muy bien escrito ensayo lo protagoniza un caracol que vive en un terrario pensarán que les recomiendo un tratado sobre la Naturaleza y la evolución de las especies, incluidos los inteligentes gasterópodos. Y lo es, pero, además, con el trasfondo de que cuenta la historia de supervivencia de su autora, Elisabeth Tova Bailey, que padece una rara enfermedad neurológica. El sonido de un caracol salvaje al comer (Capitán Swing) reconforta lentamente. Por Laura Revuelta.

  2. Más libros, por favor

    Fotograma de «Tolkien»

    Las pantallas tienen tanta sed que los libros y sus autores son la mejor forma de saciarla. Nicholas Hoult, que ya había dado vida a J. D. Salinger en Rebelde entre el centeno, se convierte ahora en J. R. R. Tolkien. Un rostro sin garra para encarnar a escritores sin nombre, reyes de las iniciales. La semana de estrenos prosigue libresca con La biblioteca de los libros rechazados, adaptación de la novela de David Foenkinos, ligera, inteligente y pedante, con un Fabrice Luchini empeñado en descubrir al autor secreto de un gran éxito de ventas. Nos queda El secreto de las abejas, con Anna Paquin, basada en la novela de Fiona Shaw, e incluso Largo viaje hacia la noche, que no tiene mucho que ver con la obra de Jean Anouilh, aunque el director chino Bi Gan admite que robó su título. Por Federico Marín Bellón.

  3. Nauman, de cuerpo presente

    Una de las piezas de Nauman

    De tanto como ha influido Bruce Nauman en el panorama artístico contemporáneo con su poliédrico discurso, parece casi imposible constatar que han sido más de 25 años desde que los españoles disfrutamos por última vez de su trabajo de forma retrospectiva. El Museo Picasso-Málaga cubre la laguna con Estancias, cuerpos, palabras. Una muestra, además, expansiva, en tanto que no solo ocupará con sus cien obras las salas de exhibiciones temporales, sino que se refugiará en otros ámbitos del museo, y se acompañará de la traducción al castellano de Por favor, preste atención (Janet Kraynak), uno de los pocos libros en los que el americano ha vertido su discurso. Por Javier Díaz-Guardiola.

  4. David Crosby, recordad mi nombre

    En España nunca se tradujo la autobiografía de David Crosby, Long Time Gone, escrita con la ayuda del periodista Carl Gottlieb en 1988. La vida de Crosby da para una serie, no solo por haber sido uno de los agitadores musicales más precoces y hoy longevos de la América reciente, sino por ser su punto de vista siempre interesante. No en vano, lleva la capa verde de enfant terrible desde los tiempos del Village neoyorkino donde coincide con Joni Mitchell. El viejo Crosby sigue editando excelentes discos, y su cuenta de Twitter (sea suya o de su agente) echa humo y sacude los cimientos del establishment de su país. Presentado en Sundance en enero de 2019, el documental Remember My Name (Sony, 2019) cuenta con la producción de Cameron Crowe y está dirigido por A. J. Eaton, que ha sido su sombra este tiempo, centrándose más en el renacimiento creativo del músico que en la nostalgia. Por Álvaro Alonso.

  5. Decisivo encuentro

    Emilio Gutiérrez Caba (derecha) y Carlos Hipólito

    Tras su éxito internacional, llega al Teatro de La Abadía de MadridCopenhague, del británico Michael Frayn. En la capital danesa, ocupada por los nazis, tuvo lugar un encuentro en 1941 entre los científicos Niels Bohr y su exalumno Werner Heisenberg, que mantienen un intenso debate sobre el empleo de los avances de la física en la guerra y las cuestiones éticas que plantea. Emilio Gutiérrez Caba, Carlos Hipólito y Malena Gutiérrez dirigidos por Claudio Tolcachir en un gran montaje. Por Carmen R. Santos.