Cultura

Salen a la luz las perversiones del creador de James Bond

Salen a la luz las perversiones del creador de James Bond

Más de 160 cartas escritas durante 20 años a su esposa, y que ahora se subastan, muestran nuevas facetas de Ian Fleming

Una subasta de cartas nunca vistas arroja luz sobre la convulsa relación entre el creador de James Bond, Ian Fleming , y su esposa, Ann, desde su intenso y secreto romance hasta el triste final de su matrimonio, informa «The Guardian».

Sotheby's está vendiendo más de 160 cartas entre la pareja, escritas durante 20 años, que son «seguramente un registro inigualable de la vida del autor a medida que su suerte cambió», comenta Gabriel Heaton, experto de la casa de subastas. Además de una vivida estampa de la alta sociedad inglesa de la época, con algunos cameos de lujo como Truman Capote.

Sobre todo también, aquí podremos leer sobre el surgimiento de James Bond. Heaton sostiene que no es casualidad que Casino Royale, la primera novela, apareciera el año de su matrimonio porque fue «una salida para su libido e imaginación y también un intento de ganar dinero para una mujer que estaba acostumbrada a ser irreflexivamente rica».

Ian y Ann se conocieron cuando ella tenía marido. Durante dos maridos de ella, concretamente, fueron amantes. Una relación aromatizada con dosis de sadomasoquismo: «Te anhelo incluso si me azotas porque me encanta que me lastimes y beses después», le escribió Ann una vez a Fleming.

En otra carta, Ann escribió: «Desearía que un hada llegara con una varita y arreglara todo, le diera a Esmond una esposa perfecta y me pusiera en tu cama con un látigo de piel de vaca en mi mano para hacerte comportarte bien durante cuarenta años...».

En el 48, Ann quedó embarazada de Fleming. La niña, que nació prematura, vivió solo ocho horas. Ahí vemos una serie de misivas tristes. «No tengo nada que decir para consolarte. Después de todo este trabajo y dolor, es amargo. Solo puedo enviarte mis brazos, mi amor y todas mis oraciones», escribe el creador del agente secreto.

En otras cartas encontramos los celos de Ann por las numerosas aventuras que tuvo Fleming cuando la pareja se casó finalmente en 1952. «¡Hablas de los 'viejos días de soltero'. ¡La única persona con la que dejaste de dormir cuando acabaron fui yo!». También la fase amarga de su relación está escrita. Por ejemplo, Fleming a la pluma dice: «En el crepúsculo actual, nos estamos lastimando mutuamente hasta tal punto que la vida es difícilmente soportable».

Las cartas serán subastadas entre el 3 y el 10 de diciembre con un precio que oscilara entre las 200.000 libras y las 300.000.