Cultura

Pros y contras de la «Gira» de reconstrucción de la tauromaquia

Pros y contras de la «Gira» de reconstrucción de la tauromaquia

Andrés Amorós analiza el plan taurino para recaudar fondos para la Fiesta

Se ha presentado en Madrid la «Gira de la Reconstrucción», organizada por los profesionales taurinos, encabezados por la Fundación del Toro de Lidia. Comprende 21 espectáculos: 15 corridas, 3 novilladas y 3 festejos de rejones, desde el 24 de septiembre hasta el 22 de noviembre. Tendrán lugar en Plazas de tercera categoría (con la excepción de Logroño). Se emitirán en directo en el Canal Toros de Movistar. La finalidad es recaudar fondos para poder organizar festejos en Plazas de tercera y cuarta categoría, el año que viene.

Los toreros actúan una sola vez y han reducido sus honorarios. Cada tarde, intervienen dos y se lidian cuatro toros. Las figuras han elegido la ganadería y a su compañero de cartel. No participan Morante, Roca Rey, Talavante, Cayetano, Ferrera y Ventura, ni Juan Ortega.

La iniciativa es buena para los ganaderos, los diestros, las Plazas y el canal de televisión. También lo es que se hayan unido distintos sectores taurinos. El retraso muestra lo difícil que ha sido esta unión: se anuncia sólo el día antes. En varios carteles se advierten síntomas de grupos de influencia. ¿Por qué sólo dos toreros y cuatro toros? La presunta «modernidad» no basta para justificarlo, se rompe un importante rito taurino. No cabe hablar de «mano a mano»: no hay rivalidad sino la unión de dos nombres muy heterogéneos. No veo más motivo que la reducción de gastos. El lema, tan buenista, «volvemos para crecer», encaja mal con un espectáculo reducido, como unas rebajas; tampoco, con un cartel donde las figuras torearán «con quienes han querido».

El éxito dependerá de la seriedad de los toros. La exigencia será escasa. Con todos sus puntos discutibles, esta «Gira» va a mostrar que la Fiesta sigue viva.

Ver los comentarios