Cultura

Paul Preston cede a la Caja de las Letras del Cervantes un ejemplar de su primera obra

Paul Preston cede a la Caja de las Letras del Cervantes un ejemplar de su primera obra

El legado permanecerá guardado durante cinco años en la caja de seguridad número 1491 de la antigua cámara acorazada de la sede central del Cervantes

El historiador británico Paul Preston entregó hoy en Londres al director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, un legado para la Caja de las Letras que es el primero que se hace a distancia y que tiene un especial significado para el hispanista (Liverpool, 1946). Se trata de un ejemplar de su primera obra «The Coming of the Spanish Civil War» («La destrucción de la democracia en España»), publicado en 1978, que contiene anotaciones manuscritas de su maestro y también prestigioso historiador Raymond Carr, a quien perteneció dicho volumen.

El libro de Paul Preston, quien por motivos de salud no ha podido venir a España, viajará a Madrid en un maletín rojo custodiado por Luis García Montero, que se encuentra desde ayer viernes en la capital del Reino Unido. El legado permanecerá guardado durante cinco años en la caja de seguridad número 1491 de la antigua cámara acorazada de la sede central del Cervantes.

Se trata de un ejemplar muy apreciado por Sir Paul Preston, ya que contiene numerosas anotaciones escritas por otro gran historiador e hispanista británico: Sir Raymond Carr (1919- 2015).

Preston explicó que el ejemplar llegó a sus manos gracias a una amiga, a la que le donaron una colección de libros donde estaba este documentado ensayo histórico que analiza la Segunda República y rastrea los orígenes de la Guerra Civil española. «Es un libro que escribí hace muchos años, y con el que sigo de acuerdo», comentó Preston. «Está plagado de comentarios de Raymond Carr, que estaba preparando una reseña. Es algo mío, pero también de Raymond. Es un poco un doble legado».

Preston agradeció al Instituto Cervantes la propuesta de dejar un legado: «Es un gran honor unirme a la Caja de las Letras», dijo, máxime cuando tan solo hay otros dos invitados –ambos hispanistas– que son hispanohablantes no nativos. Se trata del británico Sir John Elliott (que dejó un legado en octubre de 2017) y del irlandés Ian Gibson (que lo hizo el pasado 18 de febrero).

El director del Instituto Cervantes explicó que, personalmente, tenía mucho interés en tener un legado de Preston por «la especial complicidad que nos une», además de agradecerle ayudarnos «a comprender nuestra historia y nuestro futuro en momentos muy difíciles». «Nos hemos entendido a nosotros mismos gracias a miradas como la suya».

Por su parte, Paul Preston pasó revista a su trayectoria como estudioso de la historia reciente de España desde que, pese a sus orígenes humildes en un barrio obrero de Liverpool, pudo estudiar en la Universidad de Oxford y después cursó con beca un posgrado en la Universidad de Reading, donde se apasionó por la Guerra Civil española de la mano de su profesor Hugh Thomas.

En el acto, celebrado en la sede del Cervantes londinense, Luis García Montero entregó a Preston una llave simbólica de la caja de seguridad donde quedará custodiado el legado y un certificado de la cesión por un lustro. Después, ambos mantuvieron una charla ante el público asistente.

Preston, doctor en Historia, es miembro de la British Academy y director del Cañada Blanch Centre de la London School of Economics, en la que fue profesor de Historia Internacional durante muchos años. Es uno de los mayores expertos en la contienda española, y autor de biografías de referencia de Franco y de Juan Carlos I.

Entre sus obras destacan «Revolución y guerra en España 1931-1939» (1986); «La Guerra Civil española» (1987); «Franco, caudillo de España» (1994); «Juan Carlos I» (2003); «El holocausto español» (2011); la biografía de Santiago Carrillo «El zorro rojo» (2013), y su más reciente y monumental, «Un pueblo traicionado: España de 1876 a nuestros días. Corrupción, incompetencia política y división social» (2019).