Cultura

Ozzy Osbourne revela que tiene párkinson

Ozzy Osbourne revela que tiene párkinson

El cantante ha contado que sufre la enfermedad en una fecha muy particular: el aniversario de su famosa decapitación de un murciélago a mordiscos

Eso es lo que le pasaba a Ozzy Osbourne. Tenía párkinson. Los fans del cantante británico entienden ahora por qué suspendió todos sus conciertos el año pasado, y empiezan a resignarse ante la noticia. El mítico vocalista de Black Sabbath, que podría no volver a los escenarios nunca más, lo confesó ayer en el programa Good Morning America de la televisión estadounidense: «Ocultar algo así es difícil. Nunca te sientes bien, te sientes culpable. Ha sido terriblemente difícil para mí».

«Hice mi último concierto en Nochevieja (del 2018) en The Forum (Los Ángeles). Y entonces tuve una mala caída. Tuve que operarme el cuello, lo que me jodió todos los nervios», explicó Osbourne, quea a principios del año pasado pospuso todos sus conciertos programados para 2019 y 2020 debido a «una lesión sufrida durante un ataque de neumonía». Aunque ayer dijo ser optimista en lo referente a una posible vuelta a la carretera, también dejó entrever cierta frustración por lo que pueda depararle el futuro próximo: «Por mis orígenes de clase trabajadora, no me guta defraudar a la gente. Cuando veo a mi esposa yendo a trabajar, a mis hijos yendo a trabajar, a todo el mundo intentando ayudarme, eso me deprime porque no puedo contribuir a mi familia».

Ozzy estuvo acompañado en el programa por su esposa Sharon, que quiso aclarar que el de su marido es un PRKN2, un tipo de parkinson «que no es una sentencia de muerte» pero que «afecta a ciertos nervios del cuerpo» a nivel general, y explicó que tanto ella como sus hijos y su marido han «obtenido todas las respuestas» que podían de los médicos en Estados Unidos y que viajarán a visitar a un profesional en Suiza especializado en el sistema inmunitario.

Osbourne ha elegido una fecha muy particular para hacer este anuncio: el 38º aniversario de su famosa decapitación de un murciélago a mordiscos, en mitad de un concierto. Él pensaba que era un muñeco de atrezzo, pero era un animal real que había caído sobre el escenario, y la imagen se convirtió en un icono del heavy metal que dio la vuelta al mundo. Aprovechando la efeméride ha lanzado una nueva campaña de «merchandising» que incluye la venta de murciélagos de peluche, algo que ya hizo el año pasado, pero esta vez con una novedad: los nuevos juguetes tienen un velcro en el cuello, para que se le pueda arrancar la cabeza a mordiscos.