Cultura

Muere Montserrat Carulla, una de las grandes actrices del teatro catalán, a los 90 años

Muere Montserrat Carulla, una de las grandes actrices del teatro catalán, a los 90 años

Montserrat Carulla, una de las grandes actrices del teatro catalán, que se convirtió en uno de los rostros imprescindibles de las series televisivas en Cataluña y que también actuó en películas del cine catalán y español, ha fallecido este martes a los 90 años.

Nacida en Barcelona el 19 de septiembre de 1930, Montserrat Carulla dio sus primeros pasos en el teatro amateur y a finales de los años 40 estudió en el Institut del Teatre de Barcelona.

En los años 60 empezó a actuar en el teatro profesional, tanto en Barcelona como en Madrid, aunque su paso por la capital española fue breve y desarrolló la mayor parte de su carrera en Cataluña, donde participó en decenas de obras teatrales interpretando clásicos de la literatura catalana, española y universal hasta el año 2016, en el que se retiró.

Entre otras muchas obras en las que participó figuran los clásicos de Shakespeare Romeo y Julieta,Hamlet, Mucho ruido y pocas nueces y Las alegres comadres de Windsor, Pigmalión, de George Bernard Shaw, La gata sobre el tejado de zinc caliente, de Tennessee Williams o Los hijos del Sol, de Maxim Gorki.

También interpretó numerosos clásicos del teatro español, como Don Juan Tenorio, de Zorrilla, La dama duende, de Calderón de la Barca, El caballero de Olmedo, de Lope de Vega, Luces de bohemia, de Valle Inclán o La ira del humo, de Antonio Buero Vallejo.

E igualmente protagonizó grandes obras de la literatura catalana, entre ellas Poema de Nadal, de Josep Maria de Sagarra, La plaça del diamant, de Mercè Rodoreda, Mort de dama, de Llorenç Villalonga, Maria Rosa, de Àngel Guimerà, Primera història d'Esther, de Salvador Espriu o la adaptación teatral de El quadern gris, de Josep Pla.

Montserrat Carulla, que estuvo casada con el actor Felip Peña, era madre de la también actriz Vicky Peña y del director Roger Peña, y abuela de la actriz Miranda Gas Peña.

A partir de los años 90, Montserrat Carulla fue una de las actrices indispensables en las series de TV3, como Secrets de familia (1995), Dones d'aigua (1997), Laberint d'ombres (1998), El cor de la ciutat (2000) o La Riera (2012), lo que le otorgó gran popularidad en la comunidad catalana.

También actuó en películas como Surcos (1951), Vida de familia (1963), El Vicari d'Olot (1980), La rebelión de los pájaros (1982), Carreteras secundarias (1997), La ciudad de los prodigios (1999), Mariposa negra (2006), El Orfanato (2007), Siempre hay tiempo (2009), Orson West (2010), Clara Campoamor. La mujer olvidada (2011) y Barcelona, noche de invierno (2015).

La propia actriz confesaba que aunque había cultivado muchas facetas en el ámbito de la actuación, "el teatro ha sido el padre y la madre de todo lo que he hecho".

Bajar el telón

Carulla no quiso morir sobre las tablas del escenario, prefirió bajar el telón por propia voluntad antes de que la echaran, como ella misma bromeaba, y su despedida fue en 2016 con Iaia!, escrita y dirigida por su hijo Roger Peña y en la que compartió interpretación con su nieto Aleix Peña.

Su yerno, el también actor y director Mario Gas, la ha definido como una "actriz intuitiva y con una técnica fantástica", que atesoraba "una línea directa de conexión con el público".

A lo largo de su carrera, La Carulla, como se la conocía popularmente en el mundillo teatral, fue distinguida con el premio Margarida Xirgu (1992), la Creu de Sant Jordi (1995), la Medalla de Oro al Mérito Artístico (1999), la Medalla de Oro de la Generalitat (2008) y el Gaudí de Honor (2013).

En la gala de los Premios Gaudí de la Academia del Cine Catalán, Carulla comenzó su discurso al recibir el Gaudí de Honor afirmando que era "actriz, catalana e independentista", aunque advirtió que su independentismo "no va en contra de nadie".

Montserrat Carulla se incorporó junto con otras caras populares a la lista de Junts pel Sí en Barcelona en las elecciones catalanas de 2015 en el número 81, en las que concurrieron bajo las mismas siglas Convergència, ERC, Demòcrates de Catalunya y Moviment d'Esquerres.

En la campaña electoral, fueron muy comentadas y criticadas por algunos adversarios políticos sus palabras en las que dijo que el dictador Francisco Franco "en los años 60 nos envió a mucha gente, cargó trenes con gente, para ver si de alguna manera nos diluía", unos comentarios que Carulla aseguró que se habían tergiversado y que luego matizó.