Cultura

Muere la leyenda de la música sudafricana Johnny Clegg

Muere la leyenda de la música sudafricana Johnny Clegg

El cantante y activista anti-apartheid fallece a los 66 años tras una larga batalla contra el cáncer de páncreas

Sudáfrica llora la pérdida de uno de sus hijos más célebres, el cantante Johnny Clegg. El innovador músico y activista anti-apartheid falleció el martes a los 66 años tras una larga batalla contra el cáncer de páncreas diagnosticado en 2015. A pesar de su salud, Clegg logró completar una gira mundial de despedida recientemente y seguía actuando en directo hasta hace poco. En 2018 recibió un conmovedor tributo por parte de músicos sudafricanos.

«Johnny murió en paz hoy rodeado de su familia en Johannesburgo (...), después de una batalla de cuatro años y medio contra el cáncer», dijo su representante Roddy Quinn en un comunicado. Quinn destacó el «importante papel» que tuvo Clegg en Sudáfrica al introducir a las personas a diferentes culturas y reunirlas: «Nos mostró lo que significaba abarcar otras culturas sin perder la identidad de uno (...) Con su estilo único de música, atravesó las barreras culturales como pocos otros. En muchos de nosotros despertó la conciencia», dijo su representante.

Su fallecimiento ha sido recibido con una gran aflicción tanto por parte de sus compatriotas sudafricanos como de sus admiradores internacionales y las muestras de cariño no se hicieron esperar, especialmente en su país donde Clegg compuso la banda sonara de muchas generaciones. La Ministra de Obras Públicas e Infraestructura y líder del partido político Good, Patricia de Lille, describió a Clegg como una «leyenda cultural que trascendió la carrera para iluminar un brillante rayo de luz y dar esperanza en la époda del apartheid en Sudáfrica». Por su parte el líder de la oposición Mmusi Maimane tuiteó que «Clegg escribió nuestra historia cuando el país estaba en su peor momento».

Clegg, nacido el 7 de junio de 1953 en Gran Bretaña de padre británico y madre zimbabuense, se trasladó a Johannesburgo a la edad de 6 años. Estudió antropología y lideró bandas multirraciales como Juluka y Savuka. Encontró su inspiración en la cultura zulú, de ahí su apodo el «zulú blanco», para crear una música revolucionaria donde la guitarra, el teclado eléctrico y el acordeón se mezclaban con los ritmos más salvajes africanos. Su canción «Scatterlings of Africa», que formaba parte de la banda sonora de «Rain Man» (1988), entró en las listas de grandes éxitos musicales del Reino Unido. Otro de sus temas más conocidos fue «Asimbonanga» («No hemos visto» en zulú), una canción dedicada al líder anti-apartheid Nelson Mandelaque fue lanzada cuando éste se encontraba en la prisión de Robben Island. Durante las peores horas del régimen de segregación racial, sus canciones fueron prohibidas, pero escapó a la censura actuando en universidades, Iglesias e incluso en hogares. Fue arrestado repetidamente por violar las leyes del apartheid. «No estaba motivado políticamente sino culturalmente. Me gusta la música y el baile (…). Cuando el apartheid fue derrotado en 1994, es como si todos hubiéramos nacido por segunda vez», dijo en su momento Clegg.

En 2012 fue galardonado con la Orden de ikhamanga de Sudáfrica, que premia la excelencia en las artes y tres años después fue nombrado oficial de la Orden del Imperio Británico. «Tuve una carrera gratificante de muchas maneras (...) reuniendo a la gente a través de canciones, especialmente en un momento en que parecía completamente imposible», dijo el músico. Después de su última gira, que culminó en 2018, Clegg creó un fondo para aliviar la crisis educativa que sufre Sudáfrica.

El representante del músico anunció que la familia llevará a cabo un servicio privado aunque también permitirán que sus fans presenten sus respetos a la leyenda que difundió como pocos la cultura sudafricana.