Cultura

Martín Berasategui: «El deporte es mi gran pasión después de la cocina»

Martín Berasategui: «El deporte es mi gran pasión después de la cocina»

El «chef» participa en esta sección en la que relevantes personalidades de la sociedad española responden al cuestionario cultural más íntimo

Solo puede llevarse un libro a una isla desierta...

Sapiens, porque es un gran análisis de lo que somos los humanos como especie.

¿Con qué libro ha entretenido el confinamiento?

Con muchos. He hecho un buen repaso entre mis libros de cocina, desde los más clásicos hasta los más vanguardistas.

¿Cuál es la obra maestra que sabe que debe leer y que siempre se le ha resistido?

Moby Dick. Es una historia que siempre me fascinó, supongo que por vivir entre marineros y pescadores, por sentirme una persona de mar. Melville fue un gran escritor, ha marcado la infancia de muchas generaciones. ¡Pero de pequeño se me resistían los libros tan grandes!

¿Qué canta debajo de la ducha?

El himno de la Real Sociedad. El deporte es mi gran pasión después de la cocina.

¿Cuál fue el primer disco que compró y dónde?

Un vinilo de The Rolling Stones en la parte vieja de San Sebastián.

«El Padrino» es el filme preferido de Berasategui

¿Qué disco regalaría o recomendaría siempre?

Cualquiera de La Oreja de Van Gogh. Son unos músicos increíbles y les tengo gran cariño. La tierra siempre tira.

¿Hay alguna música que le resulte insoportable?

Ninguna. Cada estilo tiene su momento adecuado.

Serie adictiva que no podía dejar de ver...

Los Soprano: desde la primera hasta la última temporada me fascinaron. Veo capítulos sueltos cada vez que puedo. El papel de James Gandolfini es espectacular.

La serie que aparcó y que considera sobrevalorada...

Juego de tronos. Simplemente, no me enganchó.

Su película de cabecera es...

Cualquiera de la saga de El Padrino. Es una obra maestra del cine. No me canso de verlas.

¿En qué creador le gustaría encarnarse?

En Salvador Dalí. Tenía esa dosis de locura y creatividad que tenemos los cocineros; pero genio, genio, genio.

Su poeta de cabecera.

Gabriel Aresti. Fue capaz de crear poesía con la realidad de mi pueblo como pocos.

¿Tiene un verso favorito?

«Dirán/ que esto/ no es/ poesía,/ pero/ yo les diré/ que la poesía/ es/ un martillo». (Gabriel Aresti, 1963).

«El Guernica», de Picasso, es la obra de arte que más le fascina

La obra de arte que más le fascina

El Guernica, de Picasso.

No puedo con el movimiento artístico...

No rechazo ninguno. Con todos disfruto. Al fin y al cabo, todos somos artistas, de alguna manera, y debemos respetar todas las ideas.

¿Proust o Jo Nesbø?

Rescataría a los dos.

¿Cuál es su placer cultural culposo?

Entrar al cine y ver dos películas seguidas.