Cultura

Luis Eduardo Aute, memoria de una época de la canción de autor, muere a los 76 años

Luis Eduardo Aute, memoria de una época de la canción de autor, muere a los 76 años

El cantautor y poeta y artista, voz de varias generaciones, llevaba tiempo alejado de la vida pública y los escenarios, tras sufrir un infarto que le tuvo en coma durante meses

Luis Eduardo Aute ha muerto a los 76 años en un hospital madrileño, según informa Efe. El cantautor y poeta y artista y tantas otras cosas del mundo de la creación, voz de varias generaciones, testigo y rapsoda de la segunda mitad del siglo XX, llevaba tiempo alejado de la vida pública y los escenarios, tras sufrir un infarto que le tuvo en coma durante meses. Ya en 2018, el mundo de la música le rindió un sentido homenaje en forma de concierto, en el que participaron figuras imprescindibles como Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Massiel, Víctor Manuel, Dani Martín, Pedro Guerra, José Mercé, Rozalén, Vicente Feliú, Rosa León, Andrés Suárez, Ismael Serrano o Jorge Drexler. Un ejemplo sencillo y directo de la altura del personaje.

Luis Eduardo Aute nació el 13 de septiembre de 1943 en Manila, Filipinas. De padre catalán y madre filipina, cuando tenía ocho años se trasladó junto a su familia a España. Primero vivió en Barcelona, pero a los pocos meses se asentó en Madrid, ciudad en la que residió desde entonces, aunque en un principio se le antojase triste y gris. A esa misma edad empezó a pintar, y a los dieciséis ya presentó su primera exposición individual. Sin embargo, en 1963 ingresó en la Escuela de Aparejadores, lugar que abandonó a los quince días...

Se trasladó a París, y entonces empezó un periplo internacional. Expuso sus obras en Francia, Bélgica, Italia, Brasil, Estados Unidos, etc. Lo francés se instaló en él: la elegancia de la Nouvelle Vague, la canción francesa... Luego, descubrió Bob Dylan, una de sus grandes influencias.

Por aquel entonces ya se prodigaba también en la música. Tocaba la guitarra eléctrica desde los quince años, y muy joven se presentó al programa de RTVE «Salto a la Fama». En 1967, Massiel incluyó en un disco «Rosas en el mar» y «Hasta mañana», dos composiciones de Aute. Mientras tanto, la compañía RCA insistía una y otra vez al chaval para que él mismo grabase sus temas. Al final aceptó, y terminó convirtiéndose en uno de los cantautores más conocidos y celebrados de este país, que hoy llora su pérdida en un mar de pérdidas.