Cultura

Laurent Garnier: «Un DJ que lleva algo preparado es un mal DJ»

Laurent Garnier: «Un DJ que lleva algo preparado es un mal DJ»

El festival Paraíso, centrado en la música electrónica, celebra este fin de semana su segunda edición en el campus de la Universidad Complutense, donde actuarán muchos de los grandes del género

El festival Paraíso, centrado en la música electrónica, celebra este fin de semana su segunda edición en el campus de la Universidad Complutense con un amplio programa de propuestas artísticas y medio centenar de actuaciones musicales a cargo de artistas como John Talabot, Channel Tres, Mount Kimbie, IAMDDB, Charlotte Gainsbourg, Cerrone, CHVRCHES, Peggy Go, Rhye, Superorganism o Pional.

También estará uno de los decanos de la escena, Laurent Garnier, que no puede darnos la menor pista de lo que sonará en su espectáculo porque «jamás» prediseña su repertorio. «El Dj que lleve algo preparado a su show es un mal DJ», asegura el músico francés. «Si hay compañeros que no piensen así, me parece una pena. Yo no pincho para mí, sino para los demás, para mi público, para ver cómo reacciona, y así imaginar cómo puedo desarrollar una relación con él durante la sesión. En eso consiste ser DJ, o al menos eso es lo que yo siempre he creído». Garnier incluso asegura que no habrá un gran despliegue visual durante su show, «porque no hay ningún show», exclama. «Soy un DJ, no va a haber efectos visuales ni nada de eso».

Responsable de haber encendido la chispa del techno en toda Europa, Garnier es historia viva de la electrónica y ha visto pasar todo tipo de tendencias por la escena. «No ha ocurrido nada nuevo en los últimos diez años o más. Nada que sea nuevo en sus fundamentos. Por supuesto que hay mucha gente experimentando con diferentes estilos, pero no hay nada nuevo en ello. Se ha experimentado algo con la forma de hacer techno, house, drum and bass o dubstep, pero en esencia no ha cambiado nada. Quizá haya algunos tipos raros que emplean la tecnología de un modo distinto, pero eso no ha creado ningún movimiento nuevo. Ni siquiera el trap es algo nuevo, es simplemente una forma minimalista de hip-hop».

Cuando Garnier empezó en este negocio, crear música electrónica no era tan fácil como lo es ahora. Pero en su opinión, eso no está generando una escena más mediocre. «Siempre ha habido electrónica buena, y otra que es una mierda. Igual que en el pop, siempre habrá quien utilice la música sólo por dinero, repitiendo fórmulas de éxito constantemente. Pero al otro lado también estaremos los que hacemos música con el corazón».