Cultura

Lagartija Nick, cuando Lorca se une con el punk

Lagartija Nick, cuando Lorca se une con el punk

La banda arranca la gira en directo de su nuevo disco «Los Cielos Cabizbajos»

Con un montón de referencias reconocibles, Lagartija Nick han sido desde sus mismos comienzos (allá por mediados de los ochenta) diferentes a cualquier otra cosa, y esa actitud rupturista y osada hace que cada uno de sus discos suponga un avance cierto y significativo sobre el anterior. Con su nueva entrega han rizado el rizo, llevando a cabo un proyecto mayúsculo, ambicioso y radical.

«Los Cielos Cabizbajos», editado el pasado 27 de septiembre, recupera parte del material que dejó a medio camino Jesús Arias, periodista, músico y poeta que falleció en 2015, hermano del cantante de Lagartija Nick y figura esencial de la escena musical granadina desde que fundara al inicio de los ochenta el grupo TNT. «El disco – señala Antonio– es un homenaje a Jesús en cierto modo, pero, sobre todo, obedece a nuestra intención de hacer justicia con su obra, llevando a cabo alguno de los muchos proyectos en los que estaba trabajando. Jesús tenía una capacidad poética impresionante y nos parecía una pena que todo ese material se quedara en un cajón».

Grabado junto al pianista David Montañés, el Coro y Quinteto de la Universidad de Granada y con la colaboración del periodista Jon Sistiaga, el álbum respeta el espíritu original del trabajo de Jesús Arias, aunque el proyecto fue tomando vida propia según avanzaba: «La idea del coro y el quinteto era de Jesús, y, de hecho, hemos usado las partituras que dejó escritas. De todas formas, creo que los hemos usado de una forma muy característica, como si se tratara de una guitarra. Es una idea que aprendimos de Morente, que decía que una guitarra eléctrica podía sonar como una orquesta y un coro. Nosotros hemos aplicado esa máxima, pero haciendo el camino inverso».

Curiosamente, la temática del disco, una serie de reflexiones poéticas sobre la devastación producida por las guerras en diferentes ciudades del mundo, ha dado alas al álbum también musicalmente: «Sí, la geografía ha ayudado a enriquecer el disco, porque, en función de la ciudad de la que habla cada canción, hemos incorporado sonidos diferentes, como en el caso de "Somalia", en la que hay ritmos africanos, o “Nagasaki”, que tiene también elementos orientales».

Lo que no es una novedad es la convivencia de lenguajes aparentemente alejados: «Para nosotros es perfecamente natural mezclar el punk conLorca, son mitos culturales nuestros, y creo que la mezcla de distintos lenguajes es lo que crea uno nuevo propio».