Cultura

La sangrienta venganza de Hernán Cortés hace 500 años en la conquista de México

La sangrienta venganza de Hernán Cortés hace 500 años en la conquista de México

Un equipo multidisciplinario del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) investiga la toma de Zultépec-Tecoaque, que fue una respuesta española al asalto de una de sus caravanas

Esta es la historia de una venganza. Empieza en 1521, en pleno Izcalli, mes culminante del calendario mesoamericano que estaría entre enero y febrero, cuando el pueblo acolhua de Zultépec, aliado de la Triple Alianza, celebró por última vez los rituales en honor al dios viejo, Xiuhtecuhtli. Sus pobladores ya sabían que se aproximaba un gran peligro: la revancha por la captura que habían hecho de una caravana española, parte de la expedición de Pánfilo de Narváez en su encomienda de aprehender a Hernán Cortés.

Es probable que en esas fechas fueran sacrificados los últimos cautivos de 450 que fueron ofrendados a las divinidades prehispánicas en el sitio, a lo largo de ocho agónicos meses. Entre ellos: hombres,