Cultura

La monstruosa mano con rostro humano de Ronnie van Hout perturba a los habitantes de Wellington

La monstruosa mano con rostro humano de Ronnie van Hout perturba a los habitantes de Wellington

«Quasi» vuela desde Christchurch y se instala en el tejado de la City Gallery de esta ciudad neozelandesa

La City Gallery Wellington ha sorprendido a los habitantes de esta ciudad de Nueva Zelanda con la instalación en su tejado de una gigantesca mano con rostro humano de unos 5 metros de altura y 400 kilos de peso.

«Quasi», como se llama la colosal figura de acero, poliestireno y resina, fue creada por el artista neozelandés Ronnie van Hout en recuerdo del terremoto que sacudió en 2011 Christchurch, su ciudad natal. Allí ha pasado los tres últimos años, en el techo de la Christchurch Art Gallery, hasta que el pasado lunes un helicóptero la trasladó a Wellington.

«¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, ¡Cuasi ha aterrizado! Esta mañana, Quasi, de Ronnie van Hout, se instaló en nuestro techo. Quasi es un proyecto conjunto con Wellington Sculpture Trust, con el apoyo del Ayuntamiento de Wellington, Comunidad de Wellington Confía, y Richard Burrell», tuiteó la galería para anunciar la llegada de esta escultura que describe como una «gigantesca cara híbrida» y un «autorretrato parcial» del artista, que se basó en escaneos de partes de su propio cuerpo para crearla. «Es como si ';la mano del artista'; hubiera desarrollado una vida monstruosa propia», señalan.

La inquietante figura de Ronnie van Hout - Efe

Durante su estancia en Christchurch, Quasi suscitó todo tipo de comentarios. «Desconcertante», «provocadora», «divertida», «lasciva», «terrible» o «asombrosa» fueron algunas de las calificaciones vertidas sobre esta mano gigante. El diario «Stuff» llegó a publicar un artículo del crítico de arte Warren Feeney con las « Diez razones por las que Quasi debe irse de la Christchurch Art Gallery».

Algunos internautas de Christchurch han mostrado su satisfacción por el traslado de la figura, pero otros se han lamentado por su partida. Los comentarios a favor y en contra de Quasi se repiten en su nuevo hogar de Wellington, mientras en las redes se multiplican los memes.

Ronnie Van Hout defiende su creación. «Quasi representa la historia del extraño, el monstruo, el artista. Al igual que Quasimodo (el protagonista de «El jorobado de Notre Dame» de Victor Hugo), no es un verdadero monstruo, sino un yo abyecto mal entendido al que se le niega un nombre, que solo lleva una descripción, como deforme», explica a Megan Dunn en el blog de la City Gallery Wellington.

Está previsto que la inquietante Quasi vigile la Plaza Cívica de Wellington durante los próximos tres años.